Crystal Figthers presenta su nuevo disco con un "aquelarre" en una cueva

San Sebastián ( EFE) El grupo británico Crystal Figthers, uno de los conjuntos indies con más proyección del momento, hará esta noche "su sueño realidad" con la celebración de un "aquelarre" muy especial, un concierto privado en las cuevas de Zugarramurdi para presentar su segundo disco, "Cave Rave".

Los componentes de la banda, liderada por Sebastián Pringle (vocalista y guitarra), han comparecido ante los medios de comunicación en San Sebastián horas antes del exclusivo recital que ofrecerán a las 22.30 horas en estas cuevas navarras (norte de España), ligadas históricamente a leyendas mágicas de brujería.

Fue precisamente el misterio que rodea a este paraje el que sedujo a los Crystal Figthers para ubicar allí la presentación europea de su segundo trabajo, "Cave Rave", en el que combina los ritmos electrónicos con el folclore vasco, los sonidos de la txalaparta (percusión) y el txistu (flauta) con sintetizadores y bases "techno".

El título del disco también se inspira en estas grutas, que carecen de estalactitas o estalagmitas y de pinturas rupestres, pero que están rodeadas de un halo mágico por haber sido hasta el siglo XVII escenario de reuniones paganas en las que hombres y mujeres escapaban de la rutina a través de festines desenfrenados.

Crystal Figthers realizará esta noche su particular "aquelarre" en un concierto muy especial, al que sólo asistirán 300 personas, entre periodistas y admiradores, aunque se retransmitirá en "streaming" para todo el mundo.

No obstante, la fiesta comenzará antes, cuando los invitados conocerán "in situ" todas las fantasías locales, y proseguirá después en una sala de San Sebastián (norte), donde los Crystal Figthers pincharán hasta altas horas de la madrugada.

El líder de la banda aseguró que esta noche harán "realidad su sueño" al presentar el disco en un lugar tan "inspirador", ligado a la naturaleza, al origen de las cosas en una época marcada por las estructuras sociales "cuadriculadas".

Pringle, admirador confeso de muchas bandas españolas de los ochenta, entre ellas Eskorbuto y Aviador Dro, recordó que fue una cantante que acompañaba al grupo la que les contagió su amor por el País Vasco (norte), donde han compuesto las letras de las canciones de su segundo disco, grabado en Londres y producido en Los Ángeles, que es ya "menos dance" y "mucho más grande".

Fue en una casa alquilada en mitad del monte vasco en la que se reunieron para escribir las letras de este disco, cuya gira de presentación europea, que incluye una docena de conciertos en España, arrancará en San Sebastián el 6 de septiembre.

La banda, formada además por Gilbert Vierich (sintetizadores, guitarras, txalaparta y percusión), Graham Dicson (guitarra y txalaparta) y las voces de Mimi Borelli y Ellie Fletcher, publicó a finales de 2010 su primera referencia discográfica, "Star of Love", un álbum donde ya queda patente su conexión con la cultura vasca en un trabajo claramente diseñado para la pista de baile.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes