Cyndi Lauper apuesta por el riesgo con el álbum "Memphis blues

Madrid ( EFE). La cantante Cyndi Lauper cree que el mundo está necesitado de "esperanza y perserverancia", dos cualidades muy presentes en el blues y de las que ha echado mano para grabar uno de sus discos más "arriesgados y anhelados", "Memphis blues", un sueño cumplido después de ocho años de trabajo.

"Pero, qué es la vida sin riesgos", reflexiona Cyndi Lauper en una entrevista con EFE y unos días después de la salida a la calle de este "Memphis blues".

"Siempre he querido cantar estas canciones y ahora parecía un buen momento, porque hay muchas razones para cantar blues. Los conflictos en Oriente Próximo, el desastre del vertido de BP en el Golfo de México, la economía...", enumera Lauper, quien añade que con este álbum intenta hablar sobre "la perseverancia en tiempos de aflicción".

Afirma que su viaje hacia el blues parte de su contacto con el mundo del rock. "Janis (Joplin) y los (Rolling) Stones me llevaron a Muddy Water, a Robert Johnson y a Big Maybelle", cuenta esta la cantante de neoyorquina, para quien "si no fuera por el blues, no habría rock and roll".

Curtida en el mundo del pop, algo que le ha reportado trece nominaciones a los premios Grammy y éxitos como "Time after time" o "True colors", reconoce que este viraje musical conlleva riesgos, "como cualquier aventura en un principio", pero opina que "si crees en ello, tienes que poner todo tu corazón y lanzarte".

Después de un laborioso proceso de selección de temas, "realmente difícil", apunta, escogió doce canciones que "contaban historias" y se rodeó de grandes personalidades del género, como Allen Toussaint, B.B. King o Ann Peebles.

"Era un placer tal trabajar con ellos... Su talento y su energía fueron una inspiración durante el proceso de grabación. Me sentí honrada por poder trabajar con artistas tan grandes", cuenta Lauper, quien reconoce que esta situación la mantuvo intimidada "todo el tiempo" hasta el punto de sentir en algún momento la necesidad de llorar.

Coproducido junto a Scott Bomar, Lauper afirma que se buscó el toque "más espontáneo y natural posible". Para ello, trabajaron la parte de los arreglos con la banda y después del ensayo, cada corte del disco se grabó dos o tres veces, para después poder elegir la mejor toma.

"Esta forma de trabajar permitió que nos sintiéramos realmente libres", confiesa.

Pese a la incertidumbre inicial, "Memphis blues" ha conseguido mantenerse hasta el momento 16 semanas en el podio de la lista de discos de blues de la revista Billboard, 12 de ellas en la primera posición.

Sus próximos proyectos incluyen una gira de 10 semanas por EU y Canadá, así como visitas a Sudamérica y Centroamérica en febrero y al sudeste asiático y a Australia en los meses de marzo y abril. Después volverá a EU en mayo y el verano de 2011 será el turno de Europa.

Además, continúa inmersa en la elaboración de su autobiografía, cuya publicación sitúa a finales del año que viene. "Tratará sobre mi vida y las experiencias que me han llevado hasta donde me encuentro hoy", resume.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada