Daddy Yankee demostró su liderazgo en reggaetón en Viña

SANTIAGO (AFP). El cantante puertorriqueño Daddy Yankee, mejor conocido como el 'Big Boss', transformó en una fiesta el cierre de la quinta jornada del Festival Internacional de Viña del Mar, la noche del viernes, demostrando que es el cabecilla del reggaetón en América Latina.

Más de 14,000 personas bailaron al ritmo del reggaetón, en más de tres horas de presentación hasta la madrugada, donde el público de la Quinta Vergara, en su mayoría jóvenes, se rindió ante las canciones más conocidas del 'Cangri'.

El puertorriqueño fue presentado a través de las pantallas gigantes del anfiteatro por el popular conductor de televisión Don Francisco, lo que hizo estallar a los fans, que habían agotado las entradas hacía varias semanas.

Repasando las canciones que lo hicieron famoso hace tres años en su primera presentación en el Festival de Viña del Mar-2006, como 'La gasolina', 'Rompe' o 'Machete', hizo delirar al público que lo premió con los tres galardones posibles: una antorcha de plata, otra de oro y la Gaviota de Plata.

Daddy Yankee (Raymond Ayala) pavimentó el camino al éxito del reggaetón en Chile. Luego lo siguieron otros como Don Omar o Wisin & Yandel, pero el mismo artista se encargó de regresar a su primer escenario en Chile para sentenciar que "el Daddy es el King", como él mismo declaró.

En la quinta jornada del Festival de Viña del Mar también se presentó el boricua Luis Fonsi, que hizo suspirar al público del certamen con sus baladas románticas.

Durante la jornada también se anunció que la canción ganadora de la competencia folclórica fue la representante de Chile, "Cuecas al sol", de Isabel Parra y cantada por Camila Méndez.

Las ganadoras se adjudicaron 30,000 dólares y la Lira de Oro, trofeo conmemorativo de los 50 años que celebra el festival en 2009.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes