Demi Lovato evita las discotecas para no recaer en sus adicciones

EEUU (Showbiz). La cantante y jueza de la versión estadounidense de 'Factor X', Demi Lovato, ingresó en 2010 en rehabilitación con el fin de combatir el abuso de sustancias, los desórdenes alimenticios y las autolesiones. Ahora, ya recuperada, prosigue su vida evitando las tentaciones que podrían hacerle recaer en sus malos hábitos.

" No voy a discotecas ni nada por el estilo porque para mí eso puede ser un desencadenante. Yo siempre estoy haciendo cosas para mejorar. A veces es difícil hacerlo sola por lo que me apoyo en las personas que me rodean: mis amigos, mi familia y mis representantes. Sobrellevarlo es ya de por sí difícil y cuando estás en el ojo público aún más. Eso es por lo que por fortuna me he rodeado de personas en las que puedo confiar y que me ayudarían a superarlo. Siento que puedo con todo", aseguró Demi Lovato a la revista OK!

Fruto de esa entereza es la reciente creación de la organización Lovato Treatment Scholarship que combate las enfermedades mentales y cuyo origen fue el fallecimiento a principios de año de Patrick Lovato, a quien su hija Miley quiso honrar.

" Me costó mucho superar la muerte de mi padre. Fue algo muy, muy duro. Sufría una enfermedad mental que le mantenía alejado del mundo exterior, incluidos los miembros de su familia, incluida yo. Por eso he unido fuerzas junto a CAST Recovery [agencia de servicios sociales] para ofrecer tratamiento a personas con adicciones o trastornos del estado de ánimo. Hubiera deseado poder hacer algo cuando mi padre estaba vivo pero desafortunadamente no pude por lo que ahora hago todo lo que puedo", añadió.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes