Domingo hará "gozar" al Real con el Cyrano aplaudido 55 minutos

Madrid, ( EFE). Plácido Domingo pulverizó en 2010 los récords del Teatro Real de Madrid con " Simon Boccanegra" y aunque la ópera que estrenará allí el jueves, "Cyrano de Bergerac", se aplaudió en París durante 55 minutos, no quiere " romper marcas" sino que la gente " goce" con "una obra tan desconocida sobre un personaje tan conocido".

En una "nutrida" rueda de prensa, en descripción del propio Domingo, el artista acompañado del director general del teatro, Ignacio García-Belenguer, su intendente, Gerard Mortier, el director musical, Pedro Halffter, y el escénico, Petrika Ionesco- habló hoy de la obra, de su papel, de la crisis, del futuro de la ópera y de " su" Real Madrid.

No estuvieron presentes ni Ainhoa Arteta ni la soprano a la que sustituirá en el estreno y en la siguiente función, Sondra Radvanovsky, enferma desde hace unos días.

Domingo (Madrid, 1941) dedicó sus primeras palabras a los trabajadores del Real agradeciéndoles que hayan desistido de convocar una huelga coincidiendo con el estreno de esta ópera, una decisión "de gran madurez" porque "sabían que podían hacer mucho daño", recalcó.

Anoche, dijo, toda la compañía " disfrutó mucho" en el ensayo general de una obra que él "descubrió" un día "husmeando" en la Casa Riccordi de Milán, y quedó encantado con la música de Franco Alfano (1875-1954) y el libreto de Henri Cain, basado en el drama heroico homónimo de Edmond Rostand.

"Alfano se mete en un mundo atonal y nos regala una obra maestra y sientes que esa atonalidad, ese toque mágico, es la que necesita ese personaje. Contiene unos momentos de una pasión, belleza, lirismo y tristeza que hacen de ella una obra inmortal", ha asegurado el madrileño, que vuelve a "hacer" de barítono, como sucediera en "Simon Boccanegra".

Cyrano, un personaje con el que comparte "el entusiasmo" y "las ganas de hacer", es un personaje muy peculiar, con una nariz que llega un cuarto de hora antes que él y al que "ni la más fea muchacha de París" puede querer; un hombre que lucha por su integridad y la verdad, lleno de bondad y honestidad, describió Domingo.

Siente una gran satisfacción por "redescubrirla" y, aunque ya la ha cantado en tres producciones distintas -en el Metropolitan de Nueva York, La Bastilla, San Francisco y La Scala, entre otros coliseos-, la que dirige Ionesco, que también se ocupa de la escenografía y de la iluminación, ha logrado reflejar el lirismo de Alfano "como ningún otro" y "no tiene desperdicio".

En el Théâtre du Chatêlet, el público aplaudió, en mayo de 2009, durante 55 minutos, porque, asegura Domingo, "fue una completa sorpresa" para el público de París, donde Cyrano es "un héroe", pero, ha precisado, "no importa lo que dure el aplauso sino lo que sientes, cómo llegas y cómo es el público. En Londres diez minutos te pueden dejar verdaderamente deshecho".

Cantar en Madrid, donde el Ayuntamiento tiene el proyecto de nombrarle Hijo Predilecto, es siempre "muy especial" porque el Real "es un teatro muy añorado y querido" por él.

Domingo animó a García-Belenguer y a Mortier a "hacer todo lo posible" por superar "esta crisis global que afecta a todos y a España en particular".

A su juicio, la ópera es más necesaria que nunca pero "hay que tener en cuenta el presupuesto", por eso él ha preferido disminuir el número de producciones antes que "cortar la calidad", y si hace dos años cantaba 8 ahora son 6, aunque cree que el año que viene "ya serán 7".

Halffter está seguro de que el público está "expectante" con esta producción, que tiene un tratamiento orquestal "muy delicado", con personajes "tratados con una enorme dulzura", y una capacidad melódica "compleja", que hace difícil encontrar el tono.

El director de escena glosó a Cyrano como un personaje único en la historia de Francia, " un sabio, un extraordinario espadachín, un cómico y un gran escritor, que murió en la miseria y enfermo".

Finalmente, Domingo confesó que está "feliz" con que el Real Madrid haya ganado la Liga española de fútbol, pero lamentó que con "tantos equipos de primera clase" la contienda no haya sido más disputada y espera que al año que viene el conjunto blanco revalide su triunfo pero una competición con "más pelea".

"La gente ya no se acuerda pero había épocas en las que el Madrid ganaba cinco años seguidos la Liga. Una sequía de tres años era ya demasiado. Hemos llegado, y en un momento muy difícil porque el Barcelona ha tenido una gran fuerza los últimos años", concluyó el intérprete y director.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes