Erigen tarima de "Paz sin fronteras" en Cuba

LA HABANA (AP). Constructores cubanos comenzaron a levantar la tarima para el concierto de Juanes en la Plaza de la Revolución, en la misma posición que se instaló para la misa del Papa hace una década: de fondo la Biblioteca Nacional y a un costado el monumento a Ernesto "Che" Guevara.

Pilares de metal y una suerte de piso de madera fueron colocadas como una especie de armazón por brigadas que trabajaban bajo el abrazador sol tropical el viernes.

Mientras, grúas hacían arreglos en las calles aledañas y se acondicionaban algunos monumentos que rodean la plaza, en especial la figura que muestra el inconfundible rostro en metal del comandante Guevara.

Algunos técnicos explicaron que se montarán tres tarimas. La central para los artistas con una pasarela al medio y a un costado se instalará a los periodistas.

Una quincena de artistas de Cuba y el exterior, incluido Juanes, confirmaron su participación en el segundo concierto "Paz sin fronteras" el 20 de septiembre, cuyo anuncio desató una polémica que llegó al punto que Juanes fue amenazado de muerte y algunos exiliados cubanos en Miami quemaron sus discos.

Paralelamente a los preparativos constructivos, los cubanos esperan ansiosos el concierto.

"Claro que voy a ir... porque me encanta (Juanes)", dijo Dania Cabrera, una cubana de 29 años que trabaja como secretaria.

"Si él decidió venir es por La Habana, no por política", manifestó por su parte Yamilé Valdés, de 21 años.

El espectáculo contará con la participación de los isleños Silvio Rodríguez, Amaury Pérez, los Van Van, Carlos Varela, el grupo Orishas y X Alfonso, entre otros.

También asistirán los españoles Miguel Bosé, Luis Eduardo Aute y Víctor Manuel, los puertorriqueños Danny Rivera y Olga Tañón, el ecuatoriano Juan Fernando Velasco y el italiano Jovanotti.

"Esperamos que este concierto de 'Paz sin Fronteras' sirva para extender un puente de mejor entendimiento en las relaciones entre todos los cubanos, en especial entre los jóvenes", expresó Juanes esta semana.

Según los organizadores, el evento se desarrollará entre las 2 y las 6 de la tarde hora local (1800 a 2200 GMT), será transmitido en vivo y vía satélite por la televisión cubana y la señal podrá utilizarse libremente en cualquier país y por cualquier cadena, sitio de Internet o estación radio sin ninguna restricción.

Se espera que unas 500,000 personas desafíen las altas temperaturas de este largo verano caribeño para participar del concierto en la Plaza de la Revolución, un lugar de fuerte simbolismo para los cubanos pues fue sede de importantes momentos históricos, desde discursos oficiales del ex presidente Fidel Castro hasta una misa del papa Juan Pablo II en 1998.

"Este concierto es un claro gesto de paz, por eso me sumo a él como cubano", comentó el trovador Silvio Rodríguez.

Los organizadores pidieron además que tanto el público como los artistas _que no cobrarán un centavo y por el contrario pondrán parte de los recursos necesarios para el evento_ vistan de blanco.

La entrada al concierto será libre y gratuita y no habrán presentadores. Los artistas se limitarán a tocar sus canciones más conocidas sin transmitir mensajes políticos durante el espectáculo.

Más de 160 periodistas de distintas partes del mundo se acreditaron para cubrir el evento.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada