Filippa Giordano transforma folclor italo-mexicano en pop

MEXICO ( AP). La cantante italiana de ópera pop Filippa Giordano emprendió un viaje personal durante la grabación de " Alma italiana, pasión latina", su más reciente material, con el que no sólo llenó su alma de México sino que comenzó a acercar el folclor de Italia y México a otro nivel.

" Espero llevar el folclor mexicano y el folclor italiano en un punto de encuentro, donde unidos pueden alcanzar más y más gente, más gustos. Tenemos muchas cosas similares y la música lo traduce perfectamente", dijo Giordano el martes a The Associated Press en ciudad de México, donde se encontraba promocionando el material.

Publicado bajo el sello Sony Music y lanzado en diciembre de 2011 el nuevo material de la intérprete presenta nuevas versiones de clásicos de temas populares de Italia y México, como "Funiculi Funicula", "Tarantella", "El Pastor" y "Bésame mucho".

Giordano aseguró que a pesar de ofrecer nuevas versiones de temas universales, las suyos son "originales" y "auténticas", pues confiesa haberse enamorado de México a través de sus interpretaciones.

Dijo que desde que conoció México por primera vez "tenía ganas de interpretar (temas mexicanos), pero me sentía muy extranjera todavía". Así que antes de hacerlo debió acercarse más a la cultura mexicana "y 'Alma italiana...' ya es Filippa en esa fusión con México", expresó.

No es la primera vez que la cantante, casada con un mexicano y a punto de obtener la nacionalidad de ese país, graba un disco con temas de música popular mexicana. En 2009 lanzó "Con Amor a México" en el que interpretó temas de compositores como Armando Manzanero y Agustín Lara.

La intérprete aseguró que "Alma italiana, pasión latina" es una consecuencia de aquel álbum, pues "no quería regresar al 100 al repertorio de Italia, no quería quedarme solamente en repertorio mexicano".

Por ello, incluyó algunos temas en su idioma natal y "Perfume de limones", melodía de "Cinema Paradiso", con letra que la esposa del laureado Enio Morricone le obsequió.

En cuanto al lado mexicano, echó mano del mariachi, al que define como el "común denominador" de los temas. Aunque apuntó que "es un disco donde automáticamente en mí se unen las dos culturas", señaló que el mayor reto fue precisamente acoplarse al sonido del mariachi sin faltar al respeto a su formación operística.

" Desde que he empezado esta carrera me he dedicado a esto: ¿cómo tratar a la ópera? ¿Cómo manejar este género para que pueda llegar a un público que no necesariamente lo elige como su favorito?", expresó Giordano.

" Con este álbum tuve que hacer todavía más ese esfuerzo porque no pasé de pop a opera, sino más hacia algo de ranchero y al momento que te acompaña un mariachi tu voz tiene que tener un sonido importante, otro estilo completamente diferente", detalló Giordano, a quien le gustaría colaborar con Juan Gabriel.

" No necesito llevar la música mexicana a otro nivel porque ya es altísimo donde se encuentra, no me imagino otros más altos", apuntó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada