Francisco Céspedes canta con "memoria histórica"

LOS ANGELES (AP). Para cada uno de los temas que interpreta en su más reciente disco, Francisco Céspedes tiene un anécdota.

El cantante cubano, que lanzó esta semana el CD "Te acuerdas", dice que es bueno tener una "memoria histórica" que te ayude a ofrecer "música con valor real". "Estas son las canciones con las que crecí y me formé", dijo Céspedes a la AP. "Estas son las canciones que escuché cuando era adolescente y que me hicieron hacer algunas de las canciones que he grabado".

El álbum de 11 cortes salió hoy miércoles bajo el sello Warner Music Latina con versiones de canciones que el intérprete afirma contribuyeron a su formación musical.

La lista incluye clásicos como el tango "Nostalgia", inmortalizado por Carlos Gardel; el bolero "Solamente una vez" de Agustín Lara y la desgarradora "Ne me quitte pas" de Jacques Brel, que interpretara la diva francesa Edith Piaf y más adelante la estadounidense Nina Simone.

Se trata de un ambicioso proyecto con temas en francés, portugués, español e inglés que cuenta con la participación del pianista cubano Gonzalo Rubalcaba como invitado.

También incluye la entrañable "Aquellas pequeñas cosas" de Juan Manuel Serrat, "Yo vengo a ofrecer mi corazón" de Fito Páez, "Mírame bien" de Pablo Milanés, "Te extraño" de Armando Manzanero y "How Deep Is Your Love" de los Bee Gees.

En una entrevista telefónica reciente desde Ciudad de México, Céspedes, de 53 años, relató entre otros ejemplos que su primer beso se lo dio en un auto en su natal Cuba mientras escuchaba a la Piaf cantando "Ne me quitte pas".

"Fue el primer beso apasionado de mi vida ... Sentí un amor equilibrado y apasionado", apuntó el cantante, radicado en Miami, quien dijo debió haber tenido unos 18 años por ese entonces.

A otra chica la enamoró con un disco de los Bee Gees que su padre le trajo de uno de sus viajes: "Se llamaba María y fue la primera vez que conquisté a una chica con un disco", apuntó.

De Manzanero aprendió a manejar la palabra con simplicidad, "esa forma sencilla que tenía de decir las cosas, como la buena poesía", dijo el intérprete, quien vivió cerca de 17 años en México.

El tango "es muy cercano a mi personalidad cuando estoy enamorado" y Milanés fue su primer gran maestro, dijo: "Sin decirme nada, me dijo cómo usar las palabras para que tengan sentido, valor y no sean tontas para el público".

El cantante concluye que "es fundamental (conocer los clásicos) porque te ayudan a tener una mejor perspectiva de la vida".

"Si no conoces el pasado, no podrás averiguar a donde vas", añadió. "¿Cómo vas a proponer algo que tenga valor real si sólo tienes intuición? Hay que tener conocimiento. La pasión agregada a la razón es más sublime cuando se sabe lo que se dice".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada