Ganador de "Idol" mantiene los pies sobre la tierra

LOS ANGELES (AP). Kris Allen sabe que no está cosechando tanta atención como Adam Lambert, y se siente bien con eso.

Desde que venció a Lambert en la final de "American Idol" el pasado mayo, el cantante y compositor de 24 años de Conway, Arkansas, no ha aparecido en la portada de Rolling Stone ni declarado que es gay. Su música no se escucha en los créditos de la película de acción "2012". Y no ha posado con una mujer desnuda para Details.

"No me importa", dice el siempre modesto Allen en la oficina del cacique de "American Idol" Simon Fuller en Los Angeles. "Creo que así fue como atravesé la competencia también. Hice lo mío y funcionó. Y así haré con mi carrera musical. Haré lo mío, lo que me gusta hacer, y espero que funcione".

Lo suyo ahora es un álbum homónimo que sale a la venta el martes, una semana antes que el CD de Lambert "For Your Entertainment". Como era de esperar tras sus interpretaciones de "Heartless" de Kanye West y "Falling Slowly" del musical "Once", la producción de Allen está llena de baladas melódicas y rítmicas melodías de rock.

Allen trabajó con productores experimentados como Toby Gad, Steve Kipner, Andrew Frampton y Saalam Remi, pero contribuyó con mucho más que su voz, su piano y guitarra. Su nombre aparece en los créditos como compositor de nueve de las 13 canciones del álbum, incluyendo "Red Guitar", que escribió para su esposa Katy antes de participar en la competencia de canto.

"Le compré a mi esposa una guitarra roja para su cumpleaños hace un tiempo, esperando que la tocara", relató. "Nunca aprendió, así que pasó a ser decoración en una pared de nuestro apartamento. Un día la bajé de la pared y comencé a tocarla, y comencé a escribir una canción que terminó siendo sobre la misma guitarra, que no era la mejor guitarra del mundo".

El radiante rostro de su esposa se convirtió en una constante entre el público de "American Idol" durante la participación de Allen, una movida que el juez Simon Cowell dijo podría espantar a las fanáticas. A través de la subsiguiente locura _ la gira, el disco, un viaje a Disney World _ Allen dice que Katy lo ha ayudado a mantener los pies sobre la tierra.

Admite que no le importa el asedio de las seguidoras, pues "la gente por lo general es amable". Pero aún se siente del todo cómodo con las entrevistas en cámara, pese al entrenamiento que recibió tras ganar el concurso. Su conducta de tipo bueno se mantiene fresca.

"Si sólo tuviera una palabra para describir toda esta experiencia sería locura", dijo Allen. "Es simplemente una locura pasar de ser un tipo felizmente casado a la industria musical y este loco mundo del entretenimiento. Pero al final, hago exactamente lo que me gusta hacer: música. Eso es lo que me hace feliz. Eso es lo que siempre me ha motivado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada