Guitarrista de Enanitos Verdes se aferra al tango

ETIQUETAS

LOS ANGELES (AP). Felipe Staiti, guitarrista y cofundador de la banda argentina Los Enanitos Verdes, tiene mucho que agradecerle a su colega estadounidense Steve Vai, quien hace 12 años le inspiró a interesarse por el tango.

Durante una visita a Argentina en 1995, Vai quiso aprender a tocar tango y Staiti, quien estaba con él en un estudio, le enseñó el único tango que había aprendido a tocar en su vida: el clásico " La cumparsita", escrito por el músico uruguayo Gerardo Matos Rodríguez en 1917.

Hasta ese entonces, las únicas referencias de tango que tenía Staiti eran recuerdos de fiestas de su infancia en las que sus padres y tíos cantaban y tocaban en su natal Mendoza, Argentina, relató el músico a la AP en una entrevista reciente en Hollywood.

Su experiencia con Vai le hizo reflexionar y desde entonces se ha acercado al tango, dijo Staiti, quien el mes pasado lanzó un disco solista que incluye una pieza con base de tango.

" Entonces me di cuenta que tenía tango en mi vida", dijo el guitarrista en la terraza de un hotel, con su característico cabello largo suelto y una gargantilla blanca. " Valoricé el tango y me aferré a él".

Desde entonces Staiti le inyectó el ritmo a temas de Los Enanitos Verdes.

"Le dije a Marciano (Cantero, vocalista de Los Enanitos), 'No puede ser que seamos una banda argentina y no tengamos nada de tango'", recordó Staiti. "Después comenzamos a tocar pedacitos de tango en los conciertos y a la gente le gustaba".

Y aunque su álbum " Felipe Staiti Trío" no es un homenaje a Carlos Gardel, sí incluye un tema con base de tango: " Tango Song".

La producción del guitarrista de 47 años, la primera de su carrera como solista, tiene mayormente solos de guitarra al estilo de Vai y sus colegas Joe Satriani y Jeff Beck.

"El fruto cae cuando está maduro", apuntó Staiti, quien junto con Cantero fundó en 1979 la banda generadora de éxitos como "La muralla verde" y "Lamento boliviano", que este año celebra 30 años de vida artística con giras por Estados Unidos y varios países de Latinoamérica.

El trío está formado por su hijo Natalio, de 18 años, y su viejo amigo Gerardo Lucero en el bajo. Su otro hijo, Juan Pablo, de 22, aparece como invitado tocando la guitarra.

El proyecto surgió hace unos dos años y se convirtió en un disco de 12 cortes "para sacarme las ganas" y "desnudarme el alma", explicó el músico. Salió a la venta en agosto en formato digital.

"Lo que no digo en palabras, lo puedo expresar con la guitarra", dijo Staiti, quien comenzó a tocar las seis cuerdas a los 9 años.

Para él la guitarra "es como terapia, es el timón de vida", expresó. "Es como exorcismo: te saca los demonios y las alegrías".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada