Ivete Sangalo llena el Madison Square Garden

NUEVA YORK (AP). La brasileña Ivete Sangalo se presentó ante un Madison Square Garden repleto, aunque no precisamente de estadounidenses.

Sangalo, una verdadera superestrella en Brasil, donde puede llenar estadios de fútbol con capacidad para 70,000 espectadores y dirigir a millones de personas durante el carnaval, tuvo un público casi completamente brasileño que casi no se sentó durante tres horas y cinco cambios de vestuario.

La multitud de 14,500 espectadores bailó frenéticamente y entonó cada una de sus piezas de música pop con influencia de la samba, como Festa y Acelera Aé.

"Sólo quiero que estén orgullosos de mí y quiero que estén orgullosos del espectáculo que les traje", dijo Sangalo desde la parte alta del escenario lleno de luces y pantallas para video diseñado por Bruce Rodgers, el responsable del espectáculo de medio tiempo del Super Bowl.

Además de sus melodías netamente brasileñas, Sangalo interpretó "Human Nature" de Michael Jackson y "Easy" de Lionel Richie. Tuvo un dueto con Nelly Furtado, otro con el colombiano Juanes y otro con el argentino Diego Torres.

Pero el público se emocionó más cuando apareció con los brasileños Seu Jorge y Netinho, que participaron brevemente y transformaron el encore de 25 minutos en una miniversión del carnaval.

En Brasil, el concierto de Sangalo fue anunciado como el primer paso para conquistar Nueva York, colocándola en un templo junto con astros como Madonna, los Rolling Stones, Beyonce y U2.

Pero el letrero de 30 metros (100 pies) de largo colgado fuera del Garden durante semanas para promoverlo aún debió aclarar que Sangalo es una "estrella brasileña".

En una conferencia de prensa previa al concierto, la escultural artista de pelo castaño dijo que la falta de reconocimiento no la desconcertaba.

"Cuando comencé en Brasil también era desconocida y Brasil es un lugar enorme con mucha gente famosa", dijo la cantante de voz ronca. "No vine aquí con la pretensión de ser famosa, pero lo que vine a hacer aquí lo vine a hacer bien".Los promotores han dicho que es un verdadero logro ofrecer un concierto en el Garden que genere la venta de todas las localidades. El otro brasileño que ha alcanzado un lleno aquí es Roberto Carlos, pero él cantó en español, idioma muy hablado en algunos barrios neoyorquinos.

"No creo que haya habido algo como esto. Hay artistas latinos que pueden llenar el Garden, pero este es un caso bastante único", dijo el promotor del concierto de Sangalo, John Scher. "Hay mucho interés en el sector de la música, aunque no en el público (estadounidense). La gente me ha estado llamando para preguntarme quién es ella".

Sangalo, de 38 años, comenzó a cantar cuando era adolescente desde lo alto de los camiones de sonido que pasan por las calles repletas de gente en Salvador da Bahía, durante los días del carnaval.

Cuando dejó el grupo de carnaval Banda Eva para comenzar su carrera solista en 1999 ya era una de las cantantes más famosas del país.

Su mezcla de música de carnaval y pop conocida como Axe es totalmente distinta al Bossa Nova de Joao Gilberto o a los sonidos suaves de Caetano Veloso y Marisa Monte, a los que Sangalo también supera a la hora de vender boletos en Brasil.

"No vine con el objetivo de transformar algo o cambiar la música brasileña", dijo Sangalo antes del espectáculo. "Soy una cantante popular para las masas y lo seguiré siendo, y este es mi mayor placer".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada