Jessica Simpson fracasa en la música country

NASHVILLE, Tenesí, EU (AP). El noviazgo de Jessica Simpson con la música country parece haber durado menos que el matrimonio de la cantante con Nick Lachey.

Tras las deslucidas ventas de su primer disco country, "Do You Know", Simpson y su sello discográfico de Nashville se separaron, dejando a muchos preguntándose qué le depara a la artista de 28 años.

"En este momento parece que se ha tomado un descanso... No tiene más nada previsto", dijo Ian Drew, editor de música senior de la revista Us Weekly.

Una vocera de la otrora princesa del pop dijo que Simpson sigue siendo parte del Grupo Sony Music en el sello Epic, pero que ya no trabaja con la división country de la compañía, Sony Music Nashville.

"Estaba de préstamo con Sony Nashville para su álbum de música country", dijo Lauren Auslander, y agregó sobre su futuro en el género un "aún no sabemos".

"Do You Know" arrancó con fuerza pero decayó rápidamente. El primer sencillo, "Come on Over", un tema coqueto de country pop, alcanzó la posición No. 18 el verano pasado y el álbum debutó en el No. 1. Pero el segundo sencillo, "Remember That", se posicionó en la casilla No. 42 y el tercero, "Pray Out Loud", ni siquiera llegó a estar en la lista de éxitos.

Hasta la fecha el disco, el quinto de estudio de Simpson, ha vendido unas 178,000 copias, mucho menos que su álbum del 2003 "In This Skin", que vendió 3 millones.

"En todas partes donde la vi por Estados Unidos, en distintos eventos de estaciones de radio, siempre fue bien recibida", dijo Lon Helton, editor de la publicación comercial de la industria Country Aircheck. "(Pero) por alguna razón, la música no resonó".

Simpson debutó en la música country tras el fracaso de su álbum de 2006 "A Public Affair". La rubia nacida en Texas calificó la movida como un retorno a sus raíces. Cantó en el Grand Ole Opry, firmó autógrafos en el festival anual de la Asociación de la Música Country y salió de gira con el exitoso trío Rascal Flatts.

Sin embargo, su vida personal atrajo mucha más publicidad, y la misma estuvo lejos de ser positiva. Los medios la ridiculizaron por ganar algunos kilos y su relación con el quarterback de los Cowboys de Dallas Tony Romo fue constante comidilla de la prensa sensacionalista.

También la acribillaron por algunos tropiezos en vivo: en febrero, en un concierto en Michigan, Simpson se disculpó con sus seguidores tras olvidar la letra de una canción y le pidió a su banda que empezara otra desde el principio.

Algunos detractores vieron su carrera en la música country como un intento calculado para seguir a otras estrellas del pop que alcanzaron el éxito en el género.

"Trabajar en el mercado country es muy diferente. Hay que trabajar realmente duro. Uno tiene que pasarse la vida en la carretera construyendo un público y ella no se dedicó lo suficiente", opina Drew.

Pero otros creen que Simpson no debe rendirse tan rápido.

"Ni siquiera parece que estuvo el tiempo suficiente en la música country como para demostrar de lo que es capaz de hacer en esta industria", señaló Neely Yates, director musical de la estación de radio 96.3 en Lubbock, Texas.

Helton se preguntó si la cantante fue víctima de un momento poco indicado: los rockeros pop Darius Rucker y Jewel hicieron sus "crossovers" a la música country al mismo tiempo, lo que calificó de inusual.

"¿Qué capacidad tiene el mercado de absorber y enfocarse en más de un cantante pop al mismo tiempo?", indagó.

La interrogante ahora es si Simpson mantendrá un contrato discográfico. Después de dos decepciones, Epic podría estar lista a seguir adelante sin la cantante.

"Ella nunca vendió realmente muchos discos excepto por el álbum que salió en el momento cumbre de 'Newlyweds'", apuntó Drew, haciendo referencia al popular reality TV "Newlyweds: Nick and Jessica" que siguió su breve matrimonio con Lachey. "Además de eso, nunca ha podido vender gran cosa".

Pero en una entrevista reciente Gary Levox, de los Rascal Flatts, dijo que Simpson está en una situación imposible con sus críticos: "Está en una posición en la que cualquier cosa que hace, la desacreditan. Necesitan dejarla tranquila y simplemente dejarla cantar".

"Es una cantante maravillosamente dotada", agregó Jay DeMarcus, de la misma banda. "Todo lo demás opaca lo que realmente es y es desafortunado, porque ella es más que simple comidilla de tabloides".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes