Justin Bieber llora la muerte de su perro

El cantante Justin Bieber ha sufrido un duro revés a nivel personal con la muerte de su perro de la infancia, Sammy, que vivía con sus abuelos en Ontario (Canadá) debido a los constantes viajes del artista, que le impedían hacerse cargo de él.

"Descansa en paz. Sammy, fuiste el mejor perrito que he tenido nunca", publicó Justin junto a una fotografía de sí mismo y su mascota en Instagram.

R.i.p Sammy 😪😢😢 you were the best puppy ever

Een foto die is geplaatst door Justin Bieber (@justinbieber) op Dec 12, 2014 at 4:56 PST

El gran cariño que la estrella del pop sentía por su mascota nació cuando la familia de Justin se mudó a una nueva ciudad en la que Sammy se convirtió en su único amigo.

"Tengo un perro, su nombre es Sammy y hace un año que lo tengo. Nos mudamos a una ciudad en la que no conocíamos a nadie, así que yo quería tener un amigo y Sam fue ese amigo. Lo encontré en un refugio para animales. Desde aquí animo a todo el mundo a visitar los refugios de animales y llevarse un perro que no tenga familia", declaró el artista en una entrevista concedida al portal Peta2.

Pese a la estrecha relación que mantenía con Sammy, el trato que Justin ha proporcionado al resto de sus mascotas le ha convertido en el blanco de duras críticas en más de una ocasión, especialmente después de publicarse las condiciones en que se encuentra su bulldog americano Karma, que compró como regalo de Navidad para su padre el año pasado.

El pasado noviembre salió a la luz la noticia de que Jeremy -padre del cantante- había dejado al perro al cuidado del entrenador Trevor Dvernichuk en febrero, tras lo cual no había vuelto a recogerlo.

"Es como llevar a tu hijo al colegio y no volver nunca a por él", reveló Trevor al portal TMZ.

Justin también despertó gran polémica en 2013 al viajar en compañía de su mono capuchino Mally a Alemania, sin cumplir con los trámites de importación ni con la vacunación adecuada, por lo que el animal acabó quedando bajo custodia de las autoridades aduaneras.

Después de que el cantante no lograra enviar los documentos ni intentara volver a por Mally, este fue llevado a un refugio de animales y de ahí derivado al Serengeti Park, cerca de Hannover (Alemania).

En diciembre de 2012 Justin regaló su hámster Pac a uno de sus fans, pero el animal murió tres meses después.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes