Justin Bieber no quiere aceptar órdenes

Aunque los productores ejecutivos del documental 'Believe' -basado en la vida de Justin Bieber- le han pedido que muestre su cara más amable durante el rodaje, el joven cantante ha hecho caso omiso al consejo protagonizando una agria disputa durante una reunión con los responsables de la cinta.

"El director Jon M. Chu y su mánager Scooter Braun se reunieron con Justin para hablar sobre las reglas que tendría que seguir: no correr con el coche, no escupir, no amenazar a los paparazzi, fans o vecinos, nada de fumar y mucho menos altercados con la policía", confesó una fuente al National Enquirer.

En vez de obedecer los requisitos impuestos por los productores, la estrella respondió de muy malos modos asegurando que si no fuera gracias a él ninguno de los allí presentes tendría trabajo.

"Justin es un cabezota y nunca le ha gustado que le digan lo que tiene que hacer, así que su primera reacción fue recordar a todos los presentes que sin él no tendrían ninguna película que rodar. Después comenzó a vociferar que estaba harto de que la gente le diera órdenes y aseguró que nunca más lo volvería a tolerar", añadió el informante.

La actitud del intérprete no solo preocupa a los productores de la cinta, sino también a los miembros del equipo de Bieber, quienes tratan de guiarlo por el buen camino con la esperanza de que la producción salga según lo previsto.

"Hay una gran suma de dinero en juego, y más después de haber visto cómo recaudó 100 millones de dólares (72, 4 millones de euros) con su anterior filme 'Never Say Never'", apuntó la fuente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes