Justin Bieber triunfa en los AMA; Shakira gana

EU (AP). Justin Bieber fue el gran ganador de los American Music Award el domingo por la noche, cuando se alzó con cuatro estatuillas, incluido el principal premio de la noche, el de artista favorito. Shakira, en tanto, obtuvo el premio a la artista latina favorita.

El joven de 16 años ganó en las cuatro categorías en las que fue nominado. Venció a veteranos como Eminem y Usher, al igual que a Katy Perry y Lady Gaga, y se convirtió en la persona más joven en obtener el galardón de artista del año.

Bieber también se alzó con los premios de disco favorito de pop-rock, artista favorito de pop/rock y artista revelación del show. El ídolo adolescente no se tomó a la ligera el haber superado a dos veteranos de éxito multiplatino.

"No puedo parar de sonreír, esto es increíble. Realmente no sé cómo esto es posible porque he cantado Eminem desde que tenía tres años y Usher es mi mentor. Así que esto es grande", dijo Bieber luego de vencer a los dos artistas en la categoría de artista masculino pop/rock favorito.

La estrella colombiana Shakira, quien no pudo asistir por encontrarse de gira en Europa, superó a Daddy Yankee y Enrique Iglesias, quien sí estuvo presente e incluso ofreció un encendido espectáculo con Pitbull.

Eminem, junto a Lady Antebellum, había sido uno de los principales nominados con cinco premios. Sin embargo, no se fue con las manos vacías, pues ganó dos estatuillas, al igual que Usher. Lady Antebellum se llevó un premio.

Otros ganadores incluyeron a los Black Eyed Peas y Taylor Swift, pero la ceremonia fue tanto una vitrina para artistas con nuevos discos como una celebración de los grandes logros del 2010.

Rihanna, con el cabello pintado de un rojo rubí, abrió el espectáculo con una colorida y sexy actuación en la que interpretó un popurrí de canciones de su más reciente álbum, "Loud", incluyendo el éxito No. 1 "What's My Name", ataviada en un corpiño y lo que parecía una bufanda alrededor de las caderas.

"¡Esto es increíble!", dijo una exuberante Rihanna, quien bailó en el escenario tras recibir su premio a la artista favorita de soul/R&B.

Iglesias cantó con Pitbull su éxito "I Like It" acompañados por un gran equipo de bateristas. El español puso a bailar a todo el público y hasta a Swift se la vio cantando parada desde su asiento.

Los Black Eyed Peas, ganadores del AMA a la banda favorita de pop/rock, ofrecieron una actuación elevada al cantar desde cajas que guindaban sobre el escenario su nuevo sencillo, "The Time".

Algunos de los actos más sobresalientes provinieron de artistas que no estaban postulados pero tenían nuevos álbumes. Diddy cantó con su grupo Diddy-Dirty Money material de su próxima producción, mientras Kid Rock ofreció una conmovedora interpretación acústica de "Times Like These", su canción de ánimo para su natal Detroit por los problemas económicos que ha atravesado, de su nuevo CD "Born Free".

Pink, embarazada, ofreció uno de los actos más resaltantes de la velada. A diferencia de recientes actuaciones de trapecismo se mantuvo con los pies en la tierra para cantar su nuevo tema, "Raise Your Glass", pero sorprendió con un número coreográfico de gran energía.

Katy Perry dio un explosivo espectáculo al interpretar "Firework" acompañada por fuegos pirotécnicos.

Swift, ganadora del año pasado del premio a la artista del año, se llevó esta vez el de artista country favorita. Con el cabello liso y rubio en lugar de sus usuales rizos, simplemente dijo: "Sólo quiero agradecerle a los fans".

Luego interpretó su nuevo sencillo "Back to December", que también cantó en la entrega de los premios CMA a principios de mes. Esta vez, empero, le dio un giro al incorporarle parte de la canción de OneRepublic "Apologize".

Ke$ha, quizá para compensar la ausencia de la extravagante Lady Gaga, protagonizó la presentación más extraña de la noche. Cantó su gran éxito "Take It Off" con un traje que parecía sacado del espacio, con rayos de luz en los ojos y un casco de motocicleta. Luego, se cambió a un atuendo con espejos para la siguiente canción que interpretó junto a un grupo de bailarines vestidos como ella, con pelucas rubias y medias de malla de pescador.

En el escenario también se reunieron dos exitosos grupos de los 90, los Backstreet Boys y los New Kids on the Block, quienes hicieron bailar y cantar al público con un popurrí de sus respectivos éxitos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada