Katy Perry recuerda a víctimas del atentado de Mánchester en su actuación

A diferencia de otros artistas que han preferido suspender sus recitales, ya sea por respeto a las víctimas del brutal atentado que el lunes pasado dejó 22 muertos y cerca de 50 heridos en Mánchester o para evitar mayores riesgos, la cantante Katy Perry mantuvo intactos sus planes de actuar ayer jueves ante un reducido público en el Water Rats Club de la ciudad de Londres, donde además de interpretar algunas de las canciones de su nuevo disco, 'Witness' y parte de sus grandes éxitos, dedicó un emotivo discurso a las víctimas de la barbarie terrorista.

"Esta semana ha sido muy dura, a decir verdad apesta. Sé que ha sido muy dura para vosotros [en referencia al público británico] porque todos amamos la música y no podríamos dejar de escucharla. Y cuando ocurren cosas como esta, no puedes evitar pensar que ese podría haber sido mi amigo, mi hermana, mi primo, mi hermano. Es horrible, pero si hay algo que podamos hacer al respecto, deberíamos hacerlo. Si no es el caso, tampoco pasa nada. Lo importante es que no les dejemos ganar", aseguró sobre el escenario.

La cantante estadounidense fue una de las primeras celebridades en hacer uso de su perfil de Twitter para expresar su pesar ante la tragedia que siguió al espectáculo de Ariana Grande en el Manchester Arena de la ciudad norteña, en el que además de solidarizarse con todos los afectados por el ataque, no dudó en transmitir unas palabras de apoyo y cariño a su buena amiga Ariana Grande.

"Esta noche tengo el corazón roto por las familias, por Ari y por el estado en que se encuentra el mundo", escribía solo unas horas después de que se confirmara que un artefacto explosivo había sido detonado en la entrada del recinto. A la mañana siguiente Katy volvió a referirse a tan triste suceso durante una entrevista en el programa de radio matutino 'Elvis Duran Show', concretamente para abogar por la unidad y el hermanamiento entre todos los ciudadanos, así como para reprender a todos aquellos que se habían aprovechado de la tragedia para difundir un mensaje de odio hacia las minorías.

"Sinceramente, no puedo decirle a la gente lo que debería sentir en este momento, solo sé que yo estoy devastada. Internet puede ser un lugar estupendo a veces, pero algunas de las cosas que he visto estas últimas horas son muy perturbadoras. Hay como una especie de submundo ahí que me parece horrible. Creo que lo mejor que podemos hacer en momentos como este es unirnos, como seres humanos que somos, amarnos y permanecer juntos sin barreras, sin fronteras... Simplemente coexistiendo", explicaba en la conversación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes