Madonna demuestra que sigue siendo reina del pop

LONDRES (AFP). Madonna demostró este sábado en el inicio de su gira mundial "Sticky and Sweet" en Gran Bretaña que sigue siendo la reina del pop, pese a haber acabado de cumplir los 50 años.

El espectáculo de promoción del último álbum de la artista, "Hard Candy" (que ya se ha colocado en el número 1 en 40 países), contó con la presencia del marido de Madonna, el director de cine británico Guy Ritchie y los tres hijos de la artista.

La estrella estadounidense inició su concierto en el Millenium Stadium de Cardiff, el primero de los 49 que constan en la gira, con el clásico "Like a Prayer" y siguió con los temas "Into The Groove" y "Hung Up".

En el nuevo espectáculo de Madonna, dividido en cuatro partes, la cantante cambia ocho veces de vestuario, uno de ellos un traje de lentejuelas de la casa francesa Givenchy, y cuenta con 16 bailarines en escena.

En la preparación de la gira trabajaron 3,500 personas y fueron necesarias 653 horas de ensayos de Madonna y su banda, que viaja con 69 guitarras.

Tras el concierto británico, la gira continuará en Niza, sur de Francia, el 26 de agosto, antes de recorrer el resto de Europa, Estados Unidos, Canadá, México y Brasil, donde concluirá el 18 de diciembre en Sao Paulo.

En su última gira, "Confessions" en 2006, Madonna se embolsó la mayor cifra jamás alcanzada por una artista femenina, unos 200 millones de dólares.

La estrella, que actualmente pasa gran parte de su tiempo en Gran Bretaña con su familia, celebró sus 50 años el 16 de agosto.

Su relación con Ritchie, con el que contrajo matrimonio hace ocho años, ha sido objeto de numerosos rumores de separación en la prensa en los últimos meses, situación negada por Madonna a través de sus representantes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes