Mariah Carey se niega a esforzarse para aspirar a más premios

Aunque a lo largo de su carrera Mariah Carey haya acumulado 34 nominaciones a los Grammy y conseguido cinco de estos galardones, sin olvidar muchos otros reconocimientos ligados tanto a su legado musical como a su influencia en muchos otros campos, lo cierto es que la diva de la canción nunca ha dado ninguna importancia a los premios y hace tiempo que dejó de esforzarse por conseguirlos.

"En la industria de la música, si te interesan los Grammy y presentar tus temas a tiempo, entonces te toca sacar un single de cara al verano y después tienes que publicar tu disco antes de que se acabe el plazo, que por cierto ha cambiado de nuevo. Y sinceramente, querido, me importa un bledo", ha asegurado haciendo gala de su despreocupación habitual en una entrevista a la revista W.

"Bueno, yo ya tengo cinco, y eso está muy bien. Pero también hay gente que lleva dedicándose a esto la mitad de tiempo que yo y tiene el doble", ha apuntado. A título personal, Mariah tampoco comulga con el criterio de la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación a la hora de reconocer el talento de sus estrellas más comerciales, a las que en su opinión tiende a ignorar de forma deliberada.

"Lo cierto es que yo gané dos Grammy en mi primer año, pero después parece que cambiaron de opinión, como si pensaran: 'No queremos apoyar a los artistas que venden muchas copias y son populares, justo lo contrario'. Así que durante años a mí me fastidiaron. Tampoco es que me amargara por ello", asegura. Lo que la artista sí valora por encima de cualquier otra cosa es el cariño de sus admiradores, a quienes se refiere cariñosamente como sus 'lambs' o 'corderitos'.

Por esa misma razón, a día de hoy sigue emocionándose profundamente cuando alguno de ellos decide grabarse con tinta una de sus letras sobre la piel."La pura verdad es que la mayor parte del mundo me conoce por ciertas canciones, mis clásicos. O porque a lo mejor escucharon uno de mis temas en la radio mientras pasaban por un momento determinado y se sintieron identificados. Ha habido gente que se me ha acercado para enseñarme un tatuaje enorme en el costado, con la letra de la canción 'Side Effects', un dueto que hice con Young Jeezy y que produjo Scott Storch, del disco 'E=MC²'. Es increíble porque ni siquiera fue uno de los sencillos más populares", ha recordado.

"De hecho, si miras en internet, puedes encontrar diferentes tatuajes de mis fans. Y ese es el mayor de los cumplidos que pueda recibir: que se actúen letras escritas por mí en algún lugar del cuerpo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes