Marta Sánchez recuerda a su padre al pisar el Teatro de la Zarzuela

Aunque su estatus de estrella del pop se ha cimentado tras muchas décadas de duro trabajo y dedicación, la cantante Marta Sánchez nunca ha ocultado que parte de su éxito radica también en la privilegiada genética que heredó de su padre Antonio Sánchez Camporro, un afamado cantante de ópera cuya amistad con el icónico tenor Alfredo Kraus también explica por qué este acabó ejerciendo de padrino real y musical de la madrileña.

Y ahora que la incombustible intérprete ha cambiado por unas semanas los pabellones por un formato de concierto tan íntimo como el que representa el mítico Teatro de la Zarzuela de Madrid -en el que protagoniza estos días un espectáculo con versiones más pausadas de sus grandes éxitos-, resulta comprensible que el recuerdo de su añorado progenitor se haga aún más intenso en el momento en que pisa el escenario.

"Buenas noches papá. Gracias por animarme, ayudarme e inspirarme en este nuevo 'show' que te quiero dedicar en un teatro tan familiar para ti como es el de la Zarzuela, donde tantas veces te aplaudieron.... La mejor butaca te espera", reza el conmovedor mensaje que le ha dedicado en Instagram junto a una foto del desaparecido artista en blanco y negro.

Pese a que su trayectoria en la escena artística ha estado mucho más ligada al pop, a los sonidos electrónicos y a los ritmos bailables, la artista ya ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones que la potencia y versatilidad de su voz hacen de ella una vocalista más que solvente para superar cualquier desafío artístico que se proponga, como el de desnudar su alma ante un reducido número de espectadores y con el único acompañamiento de un piano de cola.

"Se acerca una noche muy especial para mí. Una noche en la que compartiré con todos vosotros mi música de una forma diferente. Íntima. Sentida. Sincera. De corazón. Se que estáis con ilusión por oírme cantar a piano y eso me da mucha alegría y me anima en este reto. Gracias por el gran apoyo que estoy recibiendo y por estar ahí", compartía pocas horas antes de escenificar su reconversión temporal en intérprete clásica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes