Miguel Bosé: 'Estoy condenado a entenderme a mí mismo'

Colombia (Showbiz). Su extensa trayectoria artística ha hecho a Miguel Bosé ser catalogado como uno de los intérpretes más provocadores de la escena musical en los últimos 30 años, pero el cantante español ahora se define en su madurez como un "padre conservador" que no quiere oír hablar de escándalos y que prefiere disfrutar con calma de sus cuatro hijos y de los placeres de la vida contemplativa cuando se encierra en la intimidad de su hogar.

Esa dicotomía hace que el veterano músico asegure sin reservas que durante sus giras su personalidad se desdobla con frecuencia en dos personajes completamente opuestos que luchan por entenderse y convivir juntos: Miguel (la persona) y Bosé (el artista). Cuando se sube a los escenarios, Bosé da rienda suelta a su carácter transgresor y políticamente incorrecto para el disfrute de sus miles de admiradores, mientras que cuando está en casa Miguel exhibe su lado más tradicional y sobre todo la faceta paternal que ha desarrollado gracias a la llegada de sus cuatro hijos --el intérprete reveló la existencia de dos de ellos hace escasas semanas.

" Miguel y Bosé son dos personajes que no se pueden soportar, pero que tampoco se separan porque están condenados a entenderse. Bosé es un creativo, un explorador, aventurero e inquieto, que no tiene reglas y que nunca duda a la hora de dar un paso adelante. Miguel se comporta de forma totalmente diferente: lleva una vida conservadora y muy familiar, lejos de los titulares, con un huerto, un jardín y unos hijos. De hecho, ahora estoy en la cocina de mi casa dándoles la merienda", se sinceró el polémico vocalista en el diario colombiano El Tiempo.

Miguel Bosé está orgulloso de su versatilidad y de la rapidez con la que puede cambiar de un personaje a otro cuando la ocasión lo requiere, por lo que no tiene miedo a que su controvertido legado musical se vea ahora atenuado por una vida familiar definida por la rutina más convencional. A pesar de los choques que pueden existir entre sus dos caracteres opuestos, la estrella de la música insiste en que seguirán colaborando juntos hasta el fin de sus días.

" La verdad es que me da igual cómo me recuerden, que cada uno me recuerde como quiera. No tengo una predilección especial por ninguno de mis personajes, porque de un lado puedo pasar rápidamente al otro. Miguel le da tierra a Bosé y lo tiene que aguantar, sabes, porque es Bosé el que al final paga las cuentas. No tienen más remedio que soportarse", aseguró el artista.

Aunque es Bosé quien genera los recursos financieros para mantener a toda la familia, el Miguel más paternal es la persona que sufre con mayor dureza el frenético ritmo que le impone su álter ego, ya que le obliga a dormir escasas horas todas las noches y sobre todo a planificar cada minuto de una abarrotada agenda diaria que afecta a todos los planos de su existencia.

" Cuando tienes cuatro hijos, lo único que cambia es tu agenda, ya que la tienes que planificar de forma totalmente diferente. Antes me iba de gira por siete semanas, ahora salgo dos y vuelvo a casa para estar con ellos. Con tantas obligaciones, al final del día duermo poco, pero lo hago tranquilo y satisfecho", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes