Nascimento recuerda a Sosa durante gira por EU

NUEVA YORK (AP). A pesar de ser una de las leyendas de la música brasileña que ha llevado la bossa nova alrededor del mundo, el cantante Milton Nascimento no puede hablar de su carrera sin mencionar a una argentina singular: Mercedes Sosa.

"Para mí es la reina de la América Latina", dijo Nascimento en una entrevista con la AP al final de su gira por Estados Unidos. "No sólo por sus canciones pero por su persona. Me conmueve cómo se enfrentó a las dictaduras de la Argentina, así como yo en Brasil".

Nascimento, con más de 30 discos en su haber, recordó a la artista fallecida el mes pasado al describirla como una de las personas que más le influenciaron y marcaron.

El maestro carioca, que el miércoles regresa al Carnegie Hall de Nueva York para celebrar que hace 25 años tocó allí por primera vez en Estados Unidos, habló con entusiasmo de momentos del pasado que le inspiraron a la hora de componer.

En su reciente paso por California, Washington, Boston y otras ciudades, el brasileño recorrió su repertorio desde principios de los años 60 hasta el presente, pasando por géneros como el jazz, el pop y la bossa nova que le hicieron famoso.

Sosa, dijo, fue una inspiración para él, al igual que la cantante Elisa Regina y el saxofonista Wayne Shorter. De hecho, nunca olvidará el momento en que conoció a la argentina tras un concierto en Brasil.

"Yo no quería conocerla porque tenía miedo de ella. Era tan grande. Pero me llevaron hasta su camerino y ella abrió la puerta y dijo, '¡Milton!' Fue un alivio. Me dije, 'Gracias a Dios'", rió.

Ambos artistas cantaron juntos el gran éxito "Volver a los 17".

Nacido en Río de Janeiro en 1942, Nascimento fue criado en el estado de Minas Gerais por padres adoptivos y desde muy pequeño mostró interés por la música: a los dos años ya golpeaba un pequeño piano de su casa y poco después se apoderó de un acordeón y una guitarra que eran de otro pariente suyo.

De joven empezó a tocar en clubs y bares de jazz y bossa nova, algo que considera una etapa clave.

"Fue mi principal escuela de música. Me definió mucho", explicó. "Empezábamos a las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana y después yo tenía que ir a la escuela para estudiar. Fue una cosa pesada, pero muy satisfactoria para mí".

Más adelante se mudó a Belo Horizonte, donde de día tenía un trabajo de oficina y de noche seguía tocando. Tras unirse a una banda, empezó a darse a conocer en festivales de su país.

El astro recordó cómo durante mucho tiempo sólo escuchó a mujeres cantar porque consideraba que lo hacían "con el corazón". Después, siendo adolescente, le cambió la voz y se entristeció. Sin embargo, al escuchar a Ray Charles se dio cuenta de que todo tipo de música era posible.

"Brasil en aquella época era un país abierto a músicas de todos los países del mundo: España, Francia, Portugal, México, y Gran Bretaña", dijo.

La cantante Elis Regina le dio a conocer grabando su canción "Cancao do Sal". Pero no fue hasta llegar a Sao Paulo en 1967 que vivió su gran momento con el lanzamiento de su primer álbum, "Travessia". Su segundo, "Milton Nascimento", de 1969, ya le consagró como músico.

Muchas de sus canciones, desde "San Vicente" a "María María", son conocidas en toda Latinoamérica. Tras trabajos como "Milagre dos Peixes" (1973) o "Native Dancer" (1975), Nascimento ganó su primer Grammy en 1997 al mejor álbum de "world music" con "Nascimento". En 2000, 2003 y 2004 le concedieron premios Latin Grammy.

El futuro le depara componer música para el cine _ "algo muy importante en mi vida", señaló _ y grabar un nuevo disco en el pueblo donde creció, Tres Pontas.

El cantante, involucrado en varias causas sociales, hasta habló de la actual violencia que vive Río de Janeiro, poco después de anunciarse que será la sede de las Olimpiadas de 2016.

"La cosa es que se habla mucho del Brasil y se olvidan del resto del mundo", comentó. "Hay violencia en todas partes. Yo soy optimista por mi país. Si no fuera optimista, no cantaría más".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada