Neil Young y Daniel Lanois se unen para "Le Noise"

NASHVILLE, Tenesí (AP). Algunas de las bandas más ruidosas de rock 'n' roll pueden hacer vibrar el piso del Auditorio Rymanrattle. Pocas, empero, han sacudido los bancos como Neil Young acompañado sólo por su guitarra eléctrica.

Young es conocido por un característico sonido de guitarra que ha influido a dos generaciones de músicos. Pero el ruido que sacudió los cimientos del Ryman en junio, empleando la tecnología que usó en su nuevo álbum producido por Daniel Lanois, "Le Noise", fue algo muy diferente. El aire parecía vibrar, al igual que la caja torácica de los espectadores.

"Aun cuando estaba sacudiendo el edificio, no era lo suficientemente fuerte como para lastimarte", dijo Young en una entrevista telefónica reciente desde California.

Fue ese mismo sonido lo que atrajo a Young a Lanois, quien ha colaborado con luminarias de la talla de U2, Willie Nelson, Bob Dylan y Peter Gabriel. Lanois ha transformado su mansión de Los Angeles en busca de nuevos sonidos: muchos de los cuartos están atestados de equipos para hacer algo nuevo y único. Young tuvo curiosidad de inmediato cuando se conectó al elaborado sistema construido por Lanois y el ingeniero Mark Howard.

"La casa está viva", dijo Young. "La música estaba por todas partes".

Lo que salió de esas sesiones de grabación es algo nuevo, incluso para el siempre inquieto Young. "Le Noise" está cargado de sonidos y experimentos interesantes, tanto de guitarras acústicas como eléctricas.

En cierto modo, este es el Young de sus inicios, solo con su guitarra, cantando temas muy personales y al mismo tiempo universales. Pero 45 años de avances tecnológicos lo convierten en una experiencia muy diferente. El sistema de Lanois le permite a Young habitar todos los espacios que una banda habitaría _ notas altas de guitarra, notas bajas de bajo, el ritmo, la melodía _ simultáneamente.

"Quizás hemos reinventado el rock 'n' roll hasta cierto punto, al ser una sola persona y tener todo ese poder; es algo increíble", dijo Lanois. "Es el opuesto de lo que otros están haciendo. La mayoría de las grabaciones de rock ahora están metiendo más y más cosas y comprimiendo más y (ecualizando) más. Bueno, nosotros nos fuimos hacia el otro lado. Decidimos mostrar más el paisaje para que uno pudiera ver cuál era el centro del mismo".

Y su centro, por supuesto, es Young. Dos de los tres discos más recientes del músico de 64 años tenían fuertes mensajes sobre temas como autos eléctricos y consumo de energía ("Fork in the Road") y el gobierno de George W. Bush ("Living With War"). Young reconoce que "Le Noise" es mucho más personal que esos discos, pero tampoco quiere etiquetarlo.

"Creo que es un, no sé... un álbum espiritual en cierto modo", dijo Young. "Tiene mucho que ver con el amor. El amor está presente en casi todas las canciones... No está tratando de ser nada. Está tratando de ser él mismo".

Y en un puñado de canciones _ "Walk With Me", "Sign of Love" y "The Hitchhiker" _ esa descripción encaja muy bien.

En otras se siente a un Young tan contestatario como siempre. En "Angry World" Young apunta: "Es un mundo enfadado para el empresario y los pescadores", quizás en referencia a la pelea por el derrame petrolero en el Golfo de México.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada