Neverland, sueño y tormento de Michael Jackson

LOS ÁNGELES (AFP). Fruto de los sueños de juventud eterna de Michael Jackson, su finca de Neverland en California (oeste) se encontró también en el centro de las acusaciones de pedofilia que empañaron gravemente la imagen del "rey del pop".

Jackson compró en 1988 esta hacienda de 1,050 hectáreas en las colinas de Los Olivos, región vitícola 150 km al noroeste de Los Angeles, cerca de Santa Barbara, y la abandonó 17 años más tarde tras ser absuelto en un proceso por abuso sexual de un menor.

Vacía desde entonces, la propiedad no es más que la sombra de lo que fue "Neverland", nombre tomado de la isla fantástica de Peter Pan, el niño que no quiere crecer: un sitio enteramente dedicado a la obsesión de Jackson por el mundo de la infancia.

Tiovivos, tren a vapor, rueda gigante y hasta zoológico se develaban a los visitantes que cruzaran las enormes puertas de la hacienda, retirada de una ruta departamental, una vez que pasaban la advertencia "Atención, niños jugando".Frente a la principal residencia del lugar estaba escrito el nombre "Neverland" en un enorme macizo de flores adornado con un reloj. El interior de la casa de 1,300 m2 de estilo Tudor estaba decorado con armaduras medievales y estatuas de superhéroes, pero también con pósters de niños estrella del cine.

El dueño del lugar estaba representado en una pintura con una pose mesiánica, conduciendo a cientos de niños radiantes de todo el mundo hacia un futuro aparentemente sin nubes.

La entrada de Neverland se convirtió en el punto de concentración de los admiradores de Jackson durante su proceso en 2005. La fiscalía afirmaba que los presuntos abusos de los que se le acusaba se habían producido en la propiedad, a la que describía como un lugar de excesos.

Pero incluso después de la absolución, Neverland siguió acaparando títulos en la prensa: las autoridades californianas amenazaron con cerrar la hacienda debido a un retraso de Jackson -entonces exiliado en Bahrein- en el pago de los salarios y aportes sociales de sus empleados.

En 2007 el futuro de Neverland se volvió aún más incierto cuando se reveló que Jackson la había puesto de garantía de un préstamo de 23 millones de dólares cuyas mensualidades no había pagado.

Tras su regreso a California a inicios de 2009, el "rey del pop" se instaló en el rico barrio de Holmby Hills, en el oeste de Los Angeles. Alquilaba por 100,000 dólares mensuales una casa solariega, el lugar donde fue víctima de un paro cardiaco fatal.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada