Noche boricua en Festival de Viña del Mar

VIÑA DEL MAR, Chile (AP). En su penúltima jornada, el Festival de la Canción de Viña del Mar ofrece hoy viernes una noche con marcado sabor boricua.

El cantante Luis Fonzi y el rapero Daddy Yankee llevan el nombre de Puerto Rico al escenario de la Quinta Vergara, en una jornada que verá también la premiación de la competencia de las canciones del género folclórico. Las finalistas son los temas de Argentina, Colombia y Chile.

También se presentarán las tres canciones finalistas de la competencia de música internacional, que representan a Argentina, Costa Rica y Perú. La ganadora será elegida en la jornada de clausura del festival, el sábado.

La competencia este año se realiza entre los temas ganadores en los últimos ocho años en ambos géneros.

El sábado se dirimirá el premio Lira de Oro en la competencia internacional y los temas finalistas son "Ayer te vi", interpretada por Emiliano del Río, de Argentina; "Dilo de una vez", con Humberto Vargas, de Costa Rica, y "Mi alma entre tus manos", cantada por Jorge Pardo, de Perú.

En la sesión del jueves por la noche el triunfo arrollador y algo sorpresivo fue para la banda británica Simply Red, que puso en problemas a los animadores cuando el público enfervorizado exigía que continuara su actuación. Pero los animadores trataban infructuosamente de seguir adelante con el programa.

Simply Red se llevó largas ovaciones, además de todos los trofeos con que el público premia a sus artistas favoritos.

Puede haber sido una de las últimas actuaciones del grupo como tal, ya que su solista, Mick Hucknall, se apresta a lanzar una carrera como solista.

La jornada incluyó también una nota de humor con el trío cómico-musical chileno Manpoval, que no logró entusiasmar y se retiró del escenario en medio de la indiferencia de los espectadores y también algunos silbidos.

El cantante italiano Paolo Meneguzzi ofreció una actuación que tampoco entusiasmó, mientras el dúo puertorriqueño RKM y Ken-Y hizo debutar el reggaetón en la 50ma edición del festival, y anticipó la presencia puertorriqueña que abundaría la noche del viernes.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada