Placido Domingo cumple 70 años, sin dejar escenarios

NUEVA YORK (AP). Plácido Domingo dijo alguna vez que no tenía la intención de seguir presentándose en el escenario cuando cumpliera 70 años.

Pero su cumpleaños fue el 21 de enero y casi un mes después se presentará ante varios millones el sábado en la Opera Metropolitana donde interpretará "Ifigenia en Táuride" de Christoph Gluck. La ópera será transmitida en directo en 1,500 cines en todo el mundo, además de contar con transmisiones de radio en internet.

"¿Qué puedo hacer? Todavía siento que tengo una buena voz", dijo Domingo en la entrada principal del Met.

"¡Pero soy un desastre!", agregó en broma mientras se relajaba y arreglaba su camisa después de un ensayo de "Romeo y Julieta" de Charles Gounod, que interpretará en su días libres entre las presentaciones de "Ifigenia".

A menos de un año de su exitosa operación por cáncer de colon, continúa trabajando como director general de la Opera de Los Angeles y la Opera Nacional de Washington, además de grabar discos, cantar y dirigir orquestas.

Su pelo rizado es ahora blanco y su cara no oculta su edad.

"Hay que mantener el sonido fresco", dijo. "Me refiero a que la mayoría de los papeles para tenor son para jóvenes".

Domingo es un director y cantante que posee la cifra récord de 134 papeles en su carrera, muchos más que Enrico Caruso, que tuvo 60, y Luciano Pavarotti que tuvo menos que eso.

Tiene proyectos hasta el 2015 y continúa ampliando su repertorio en una edad en la que la mayoría de los grandes cantantes se retiran. No es extraño que llene los teatros como los de la Opera Metropolitana, que cuenta con 3.800 butacas.

"Muchos cantantes ni siquiera pueden interpretar a los 70 años, él se oye excelente, es totalmente extraordinario", dijo James Conlon, director musical de la Opera de Los Angeles, que dirigió la Opera Nacional de París. Conlon es uno de los directores invitados más frecuentes en la Opera Metropolitana .

Conlon, de 60 años, escuchó por primera vez a Domingo en 1966 en Nueva York y ha trabajado con él por décadas.

"Si hubiera tenido una carrera que durara 20 años como tenor en el repertorio Italiano, eso habría sido suficiente para asegurar su lugar en la historia", dijo Conlon.

Pero Domingo amplió su repertorio a papeles de Wagner, que exigen un gran poder vocal más allá de la poesía Italiana, y al difícil Otelo de Verdi, que algunos expertos en música temían que pudiera arruinar su voz.

El año pasado comenzó un nuevo proyecto interpretando al poeta Pablo Neruda en el estreno mundial de "Il Postino" del mexicano Daniel Catán en Los Angeles.

Domingo también ha incursionado en el repertorio de los barítonos. Los retos como éste nunca han detenido al cantante cuya carrera no fue sencilla al principio.

"Fue muy difícil cuando llegué a la Opera Metropolitana, había una generación muy, muy buena de tenores aquí y Pavarotti y yo llegamos el mismo año", dijo viendo del enorme candelabro del foyer.

La carrera de Domingo comenzó hace medio siglo en México, en un tiempo en el que los cantantes viajaban en barco y grababan en vinilo.

"Pero no me siento como si tuviera 70", dijo riéndose sobre la predicción que hizo cuando apenas tenía unos 60 años y declaró al diario The Independent: "No quiero tener 70 años y seguir cantando ópera".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada