Rapero Shyne resucita su carrera en la Tierra Santa

JERUSALEN (AP). El rapero Shyne, que cumplió ocho años de prisión por un tiroteo en un club nocturno en Nueva York y posteriormente se convirtió al judaísmo, planea dos nuevos discos para el año próximo: "Gangland" y "Messiah".

Su llegada a la Tierra Santa corona una trayectoria poco ortodoxa que comenzó en el barrio de Flatbush, en Brooklyn, Nueva York, donde creció y fue baleado a los 15 años, pasó por el universo del hip-hop y le llevó a una prisión de máxima seguridad en el estado antes de ser deportado a Belice _ donde su padre es el primer ministro.

"Estar en Israel es solamente el signo de exclamación", dijo Shyne el jueves. "Es el lugar supremo para ser quien eres".

Durante una conversación de dos horas en un hotel junto a los muros de la Ciudad Vieja de Jerusalén, Shyne dijo que su conexión con el judaísmo se remonta a su niñez, cuando aún se le conocía como Jamaal Michael Barrow.

Su madre dice ser descendiente de judíos etíopes, pero el músico que se llama ahora Moshe Levi Ben-David dice que sus raíces son aún más profundas y que desde niño se sintió atraído al judaísmo y sus héroes bíblicos.

Shyne, de 32 años, ha cambiado su vestuario de hip-hop por el traje negro tradicional de la secta hasídica Belz y el solideo. En lugar de rimar sobre mujeres de la calle, coches lujosos y pistolas, Thyne lo hace ahora sobre la ley judía, en inglés salpicado de idish.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada