Raphael sigue siendo aquel "50 años después"

MEXICO (AP). Él es aquel que mejoró con el paso de los años, como los vinos.

Así es como Raphael quiere que lo recuerden.

Pero por el momento el cantante español de 65 años está más que presente en los escenarios y celebra cinco décadas de carrera con un nuevo disco titulado "Raphael, 50 años después".

El álbum incluye 21 temas, todos a dúo con artistas contemporáneos suyos, como Armando Manzanero y Joan Manuel Serrat, y nuevos talentos como David Bisbal y Juanes.

"Es el disco más fácil que he hecho en toda mi vida", dijo en una rueda de prensa para promocionar el proyecto en México. "El más fácil y el más rápido gracias a la colaboración de todos... el más ilusionante".

La producción incluye además duetos con las extintas Rocío Jurado y Rocío Dúrcal, y por quienes aún profesa un gran cariño.

Con excepción de "Escándalo" y el tema homónimo al álbum, escrito e interpretado junto a Joaquín Sabina, todas las canciones han sido popularizadas por los artistas que colaboraron en el disco, como José Luis Perales, Ana Torroja, Vicente Fernández, Miguel Ríos, Paloma San Basilio, Alejandro Sanz y Miguel Bosé, entre otros.

La idea era hacer un homenaje a sus colegas.

"Lo lógico o lo normal hubiera sido agrupar canciones mías, remasterizarlas y actualizarlas, pero como a mí las cosas normales no me gustan", indicó. Con este disco "quise celebrar, como un homenaje a amigos míos, algunos que no están... que hemos hecho la historia de la música juntos".

Y es que desde su punto de vista, "para hacer las mías hay tiempo".

El cantante descartó a cualquiera de los artistas de la generación de relevo que trabajó en el proyecto como su sucesor.

"Yo no quiero sucesor ni ser sucesor de nadie. Hay sitio para todos", declaró.

Precisamente en eso podría radicar su éxito, en que siempre tuvo un estilo particular, lleno de dramatismo, sin imitar a nadie: "Yo siempre quise ser yo".

En una carrera tan larga dijo que no puede contar decepciones porque entiende que todas las frustraciones que pudo haber tenido las transformó en oportunidades para mejorar.

Cinco veces nominado al premio Grammy, y con más de 50 discos grabados, afirmó no preocuparle no haber logrado nunca la codiciada estatuilla.

"Si no me lo han dado, pues allá ellos... Los premios son sólo eso, quizás sólo demuestran un poco el cariño del público" y quizás en el futuro su suerte cambie. Pero si no, "no me muero".

Entonces, ¿cuál es su mayor logro? "Ser un eterno debutante".

"Tengo cara de estar empezando y como no soy nostálgico no vivo para ocuparme de cosas del pasado", expresó con una amplia sonrisa.

Raphael espera iniciar una gira para continuar la celebración de sus cinco décadas de carrera, que arrancará en una fecha no especificada en Estados Unidos y con la que llegaría a México en mayo del próximo año.

Después de eso tiene varios proyectos, entre ellos otro disco de duetos en el que podría incluir a Julio Iglesias y otros amigos que por falta de espacio y complicaciones de agenda no pudieron acompañarlo en este álbum.

Tampoco descartó regresar al cine, género en el que debutó en la década del 60 y en el que completó siete largometrajes.

Sin embargo, no quiso adelantar muchos detalles y se concentra en el ahora.

"Estoy en un momento muy bueno, francamente, de mi vida y de mi carrera".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes