Ray y Cruz: gira en Nueva York no es despedida

ETIQUETAS

(AP). NUEVA YORK _ Después de 45 años en los escenarios, los salseros puertorriqueños Richie Ray y Bobby Cruz dijeron que aún no están dispuestos a decir adiós. Por el contrario, se preparan para continuar su gira en Nueva York y hasta les gustaría grabar un nuevo disco.

"No es una despedida. No nos vamos a retirar. Porque, como dijo Bobby, nosotros somos esto. Si no hacemos esto, ¿qué vamos a hacer? Esto es nuestra vida", dijo Ray durante una rueda de prensa el miércoles en Manhattan.

El cantante y pianista señaló luego, en un aparte con la AP, que hasta le gustaría grabar otro disco de salsa, con canciones nuevas, si es que logran encontrar el tiempo para realizarlo.

Los llamados "reyes de la salsa", admitieron, sin embargo, que debido a sus edades --Cruz tiene ya 70 años y Ray, 63-- el concierto del 20 de septiembre en el Madison Square Garden de Nueva York podría ser "su último evento masivo" aquí.

Para este concierto Ray y Cruz tocarán éxitos como "Sonido Bestial", "Jala-Jala", "La Zafra" o "Yenyeré" y compartirán escenario con Andy Montañéz y Domingo Quiñones.

La ciudad de los rascacielos es la segunda parada de su gira para celebrar 45 años de carrera, después de un multitudinario concierto en el Coliseo de Puerto Rico el 16 de agosto. El dúo continuará después la gira en países como Venezuela, Colombia y Panamá.

"No sabemos si llegaremos a los 50 años de carrera, por eso ahora queremos hacer una cosa bien tremenda, bien hecha, para la historia", señaló Ray, refiriéndose al concierto en el Wamu Theater del Madison Square Garden. "Pero si llegamos a los 50 años, chévere."

Los músicos dijeron que querían tocar en Nueva York como tributo a la ciudad que les vio nacer musicalmente y donde triunfaron desde 1963.

Ambos señalaron que se conocieron de muy jóvenes en el barrio de Brooklyn donde formaron la Richie Ray & Bobby Cruz Orchestra.

Los salseros dijeron que su secreto para permanecer juntos de manera exitosa por tanto tiempo ha sido saber complementarse bien, respetarse mútuamente y sacar provecho de sus diferencias.

"Yo soy un pensador y Richie es un músico," dijo Cruz, quien llevaba sus usuales gafas de sol. "Yo le digo a Richie '¿Tú crees que es posible crear este ritmo?' y Richie me dice 'Sí' y yo contesto 'Déjame oírlo'. Y así funcionamos", relató.

Los salseros cuentan con la extravagancia de 105 producciones musicales y han sido premiados con 12 discos de oro y tres premios Grammy, incluyendo uno especial en reconocimiento a su carrera. Están considerados como uno de los grupos que contribuyó a la formación y definición de la salsa desde los años '60.

Luego de varias décadas se alejaron de la música durante un tiempo para dedicarse a su fe religiosa.

A pesar de sus innovaciones insistieron en que ellos no inventaron nada, simplemente supieron fusionar la salsa y otros géneros musicales, como el jazz, el rock & roll, o los ritmos caribeños.

"La salsa es un ritmo afrocubano que no es ni africano ni cubano. Nosotros seguimos esa línea de querer combinar y esa combinación es lo que nos hizo diferentes", dijo Ray.

Señalaron que la salsa pasa ahora por un momento difícil, con jóvenes talentosos que saben cantarla y tocarla pero con pocas compañías discográficas que quieran grabarla.

"El problema es que no hay como difundirla. Muchos cantantes de reggaetón hoy en día son buenos y podrían estar cantando salsa, pero no tienen la oportunidad", señaló Ray.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada