Ricky Martin entierra la tristeza a base de trabajo

A pesar de la discreción que ha mostrado en todo momento sobre los entresijos de su separación de Carlos González Abella -quien fuera su compañero sentimental durante casi cinco años- el cantante Ricky Martin no quiere dar la impresión de que el fin de su relación sentimental no ha tenido ningún tipo de consecuencia anímica para él.

Por ello, el famoso artista asegura que, pese a haberse refugiado en el trabajo, todavía está procesando los sentimientos encontrados que le brinda la soltería."Lo cierto es que me siento satisfecho con las decisiones que he tenido que tomar últimamente, y ahora que estoy tan centrado en mi música, no tengo demasiado tiempo para ponerme a analizar con detenimiento todo lo que me ha ocurrido. Pero el hecho de estar tan ocupado no significa que permanezca ajeno a la realidad. Soy plenamente consciente del período que atravieso, y sé que en mi vida interior ahora se mezclan la tristeza, la incertidumbre y algún que otro momento de alegría", se sinceró en una entrevista al portal australiano News.co.au, pero sin hacer referencia directa a su antigua pareja ni a su tiempo de convivencia.

Más allá del bálsamo reparador que constituye su carrera profesional, en la actualidad el astro de la música centra toda su atención en sus hijos, los gemelos Matteo y Valentino, para cultivar esa faceta familiar que se ha visto resentida tras la marcha de Carlos. Además de preocuparse a diario por su desarrollo escolar y personal en Sídney -la ciudad en la que residen estos meses por la participación de Ricky en la versión local de 'La Voz'- el intérprete centra todos sus esfuerzos en lograr que se aclimaten al estilo de vida australiano.

"Todos los días doy gracias a la vida por tener dos hijos felices, que crecen sanos y que van ganando experiencias enriquecedoras todos los días. Están muy contentos en Australia y disfrutan cada cierto tiempo de actividades como el zoo y el acuario, algo que me tranquiliza porque de alguna forma me confirma que lo estoy haciendo bien. En el momento en que me di cuenta de que su inglés empezaba a adoptar elementos del dialecto australiano, me percaté de que se estaban adaptando bien al país", apuntó en la misma entrevista.

Mientras divide su atención entre el bienestar de sus hijos y sus compromisos laborales en la televisión australiana, Ricky Martin también ha tenido tiempo para grabar un tórrido videoclip con Jennifer Lopez -una grabación para Wisin & Yandel que ha visto la luz esta semana- e incluso para dar los últimos retoques a la canción 'Vida' que estrenará poco antes de que empiece el Mundial de fútbol de Brasil.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes