Shakira pone el Rock in Río a bailar a golpe de caderas

Lisboa ( EFE). Shakira puso hoy el Rock in Rio portugués a bailar al ritmo de sus pegadizas canciones y de las caderas más famosas de la música latina, que hicieron de la primera noche del festival lisboeta un torrente de ritmo.

Los cerca de 90,000 espectadores que caben en la Ciudad del Rock de la capital lusa respondieron con entusiasmo a las cálidas canciones de la artista colombiana, que empezó su hora larga de concierto con los aires orientales de " Ojos así".

Una auténtica danza del vientre al más puro estilo Shakira sirvió para escenificar su primer tema, extraído del álbum que la proyectó internacionalmente, " ¿Dónde están los ladrones?, del que saltó a una palpitante versión de " Te dejo Madrid", completada con la armónica.

Cuando empezó a entonar la " Tortura", el tema que popularizó con Alejandro Sanz, los lisboetas estaban ya rendidos al contagioso ímpetu de la artista de Barranquilla, con la que esta vez hizo el contrapunto vocal el pianista cubano Albert Menéndez.

La primera noche del Rock in Rio, de una temperatura mucho más cálida de lo habitual en Lisboa, hizo evocar las playas de su Colombia natal a Shakira, que se dirigió varias veces al público en un portugués lleno de acentos brasileños.

La vocalista se acompañó de una guitarra para interpretar " Inevitable", con la que dejó las letras en español para cantar, con el mismo sentimiento de sus grabaciones originales, dos de los temas más populares de "Laundry Servicede": "Whenever, wherever" y "Underneath your clothes".

Tras los sones mexicanos de "Ciega sordomuda", el sentimental "Si te vas" y un suave paso por su exitoso "Fijación oral", con el tema "La pared", Shakira completó la primera hora de concierto a los acordes electrónicos de su último trabajo, "Loba".

Para cerrar el espectáculo salió de escena y volvió caracterizada con uno de sus vestidos vaporosos de lentejuelas y transparencias con el que, descalza y a la armónica, entonó un sentido "Gypsy".

Pero fue sólo un breve momento de calma antes de dar el regalo final a la audiencia con uno de sus mayores éxitos, "Hips don't lie", cantada en todo su sabor caribeño, con una buena exhibición de baile y los vientos de su banda a pleno rendimiento de cumbia y calypso.

Antes de Shakira, en la primera jornada de los cinco conciertos del Rock in Río de Lisboa, que se reparten entre éste y el próximo fin de semana, actuaron también la fadista lusa Mariza y la brasileña Ivete Sangalo.

El británico Elton John, los alemanes Rammstein y el trío inglés Muse cierran los principales conciertos de este sábado y domingo en el parque lisboeta de Belavista, que se llenó de aficionados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada