Shania Twain se encuentra en el "mejor momento" de su carrera

Puede que la cantante Shania Twain ya no disfrute de los mismos niveles de éxito comercial que la definían en la década de los noventa y principios de los 2000, pero el hecho de que su música vaya ahora dirigida a un público más selecto, sin olvidar que la experiencia acumulada le ha servido para controlar todos y cada uno de los aspectos de su notable trayectoria, le permite disfrutar mucho más de su trabajo y de ese proceso creativo que evidentemente lleva aparejado, el cual se encuentra ahora exento de presiones externas que puedan comprometer su integridad artística.

"Tengo 53 años y no podría estar más satisfecha con mi edad. Soy transparente y es divertido mostrarme tal como soy. Mi carrera es más divertida y gratificante que nunca y, en general, estoy disfrutando de la vida más que nunca", ha confesado la intérprete al portal de noticias 'Extra' para señalar, a continuación, aquellos valores que la identifican en el plano musical.

"Creo que es importante correr riesgos, tratar de ser original y ofrecer algo único", ha apostillado.Tras algo más de una década alejada de los escenarios, un período de silencio que se explica fundamentalmente con los graves problemas de salud que atravesó durante su lucha contra la enfermedad de Lyme, la estrella del 'country pop' regresó a la escena discográfica a finales del año pasado con la publicación de su álbum 'Now', el cual dio lugar a una aclamada gira mundial que la llevó a recorrer Europa, Norteamérica y Oceanía y, poco después, debutó como jueza televisiva con su participación en el programa cazatalentos 'Real Country'.

Desde luego, en esta nueva etapa de su dilatada trayectoria Shania Twain ha hecho de la transparencia total su bandera, hasta el punto de compartir abiertamente con sus seguidores tanto el optimismo y la gratitud que exuda tras haber superado todos esos baches de salud, como las inseguridades que a veces le dominan como resultado del largo parón profesional al que se vio sometida en consecuencia.

"Creo que mi voz ha cambiado, que suena más profunda, ¿no es así? En cualquier caso pensaba que jamás podría volver a cantar por culpa de los daños en el sistema nervioso que había provocado la enfermedad de Lyme, pero es cierto que las consecuencias habrían sido mucho peores si no hubiera sido tratada a tiempo", explicaba meses atrás.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes