Starr expresa su amor por México en un concierto de clásicos

MEXICO ( AP). Ringo Starr y su banda All Starr iniciaron su primera gira por Latinoamérica con un magno concierto en el Auditorio Nacional de la capital mexicana, en el que hicieron honor al lema de " cada persona en el escenario es una estrella por sí misma".

Arropado por " grandes músicos y grandes amigos", como llamó el ex Beatle a sus acompañantes, el legendario baterista del Cuarteto de Liverpool ofreció la noche del martes un sonoro viaje retrospectivo que trasladó al público por diferentes décadas a través de canciones de su autoría, clásicos de los Beatles y temas de sus compañeros del grupo All Starr.

Fiel al formato que Starr y su banda han seguido en su gira mundial 2011, el concierto inició con "It Don't Come Easy", original del músico británico, que desató la euforia entre las 10,000 personas que abarrotaron el recinto.

" Oh, muchas gracias, ¡qué amables y amorosos son! Me siento muy contento de estar de nuevo en México", expresó un Starr visiblemente emocionado por la recepción de la audiencia, que en todo momento le demostró su amor y devoción.

Poco a poco, los músicos que integran la alineación 2011 de la All Starr _Edgar Winter, Gary Wright, Mark Rivera, Richard Page, Wally Plamar, Rick Derringer y Greg Bissonette_, fueron dando una probadita de ese talento que les ha llevado a formar parte de este proyecto musical activo desde 1989.

" Esta canción es algo que intento hacer cada vez más y más", dijo Starr al presentar "Choose Love", cuyo título quiere decir elige el amor.

Previamente, la banda había interpretado "Honey Don't", un tema original de Carl Perkins.

Poco a poco los ánimos fueron encendiéndose hasta llegar a uno de los momentos más intensos de la noche, esta vez protagonizado por Derringer y su versión al tema de The McCoys, "Hang On Sloopy", que Los Rockin Devil's popularizaron en México en la década de 1960 con el nombre de "Hey Lupe".

En el repertorio también destacaron las canciones "Free Ride" de Winter, "Talking in Your Sleep" de The Romantics, "Dream Weaver" de Wright y "I Wanna be Your Man", de los Beatles, misma que Starr dedicó a las féminas del público mientras se colocaba detrás de la batería, instrumento que lo inmortalizó en la historia de la música como parte del cuarteto.

"Esta canción es algo muy personal para mí porque habla de Liverpool, el lugar de donde vengo", explicó Ringo al presentar "The Other Side of Liverpool", tema al que le siguió "Yellow Submarine", que desbordó la euforia entre el público.

" Si no se saben esta canción, están en el concierto equivocado", advirtió el músico de 71 años en medio de una gran celebración, como pocas veces se han visto en el recinto mencionado.

Sin grandes despliegues tecnológicos, con una escenografía sencilla que incluyó una enorme estrella rodeada de flores, el espectáculo se centró meramente en lo musical, llevando al público a diferentes épocas.

El repertorio, que incluyó 24 canciones, fue completado por "Peace Dream", "Back Off Boogaloo" y "Boys" de Starr, "What I Like About You" en la voz de Wally Palmar, "Rock N Roll Hootchie Koo" a cargo de Derringer, "My Love Is Alive", con Gary Wright, y "Broken Wings" con Richard Page a bordo.

" Ustedes han sido definitivamente la mejor audiencia... ¡Amo México! ¡Amo a la ciudad de México!", gritó Starr sorprendido de la energía que desbordaban las 10,000 almas ahí reunidas, tras haber escuchado "Act Naturally" y "With a Little Help From My Friends".

En esta última, el público iluminó el lugar con encendedores y celulares, creando una atmósfera muy especial que hizo reiterar a Ringo su alegría de volver al país.

Tras su paso por México, Starr y su banda visitarán en los próximos días Santiago de Chile, Buenos Aires, Porto Alegre, Río de Janeiro, Belo Horizonte y Brasilia, antes de concluir su paso por Latinoamérica en Recife el 20 de noviembre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada