Sting se lleva todos los galardones en el festival de Viña

VIÑA DEL MAR, Chile ( AP). Sting realizó el viernes una soberbia presentación en la penúltima jornada del festival de Viña del Mar, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Chile, ante 15,000 personas maravilladas por el artista de mayor calidad que se ha presentado este año en el certamen.

Abrió la jornada con "If I ever lose my faith in you" y "Every little thing she does is magic", para ganarse la primera ovación en la Quinta Vergara, el anfiteatro donde se desarrolla el certamen, que concluye el sábado.

" Estoy muy feliz de estar acá con ustedes y muy orgulloso porque detrás mío está la Orquesta Sinfónica de Chile", dijo Sting en español.

Viña del Mar es una de las escalas de su gira mundial "Symphonicity". La apuesta sinfónica de Sting repitió en este puerto turístico del Pacífico el éxito que ha tenido a nivel mundial.

Acompañado del Coro Sinfónico de la Universidad de Chile, siguió con "Englishman in New York", coreada por el público. "Más fuerte por favor", les pedía.

Para la clásica "Roxanne" Sting tocó la guitarra acompañado por los 45 músicos de la Sinfónica.

El "monstruo", como llaman al público del festival porque grita y aplaude a rabiar cuando se presenta alguno de sus favoritos, y rompe en ensordecedoras pifias cuando le desagrada, escuchó en respetuoso silencio las interpretaciones de Sting, y esperó el final de cada tema para ovacionarlo.

Luego de "When we dance", vino un tema más movido de los tiempo de The Police, "Next to you".

Sting demostró a cabalidad porque es uno de los grandes de la música internacional y el "monstruo" empezó a pedir para él la Antorcha de Plata, uno de los trofeos con que premia a sus preferidos.

Parecía que Sting no escuchaba las ovaciones y gritos, siguió adelante, sin pausas.

Emocionado, interpretó "They dance along" como tributo a los familiares de los desaparecidos durante las dictaduras militares de Chile y Argentina.

"Danzan con amores invisibles, danzan con sus padres, con sus hijos, con sus esposas, ellas danzan solas", traduce el guitarrista que acompaña a Sting.

Alentado por el artista, el público coreó otro clásico de The Police, "Every breath you take", y recibió la Antorcha de Plata, cuando llevaba una hora en el escenario. Agradeció con un gesto y siguió cantando.

Los asistentes lo distinguieron entonces con la Antorcha de Oro, Sting la recibió, pero el "monstruo" pidió más y llegaron las gaviotas de Plata y de Oro. A Sting le faltaban brazos para sostener sus trofeos.

La gente todavía lo reclamaba de vuelta en el escenario, cuando se volvieron a escuchar los tres temas finalistas de la competencia internacional: "Destrozado y sin control", interpretada por Shaw, de Perú; "Try anything", presentada por Sierra Noble, de Canadá, y "Mágica", con Eric, de Chile.

El "monstruo", que hasta la víspera se había comportado como un gatito, sacó las garras la madrugada del sábado y se abalanzó contra el humorista local Ricardo Meruane. No le dio oportunidad de desarrollar su rutina y lo pifió durante los 17 minutos que estuvo en el escenario.

Con los tres humoristas que se presentaron en jornadas anteriores, cuya rutina fue bastante subida de tono, el público fue benigno y hasta los premió con la Antorcha de Plata. Meruane había anticipado que no acudiría al recurso del chiste grosero.

Actuar después de Sting también lo perjudicó, porque el "monstruo" quería de regreso en el escenario a Sting, que a esas alturas ya estaba en su hotel.

Luego se escucharon las canciones inéditas de la competencia folclórica: "De Pascua Lama", cantada por Valentina Sepúlveda, de Chile; "Entre líneas", interpretada por Gloria Botero, de Colombia, y "Wawitay", con Rocío del Carmen Moreira, de Bolivia.

Cerró el conjunto chileno Los Jaivas, cuya música es una mezcla de rock progresivo, folk rock y jazz fusión.

En la clausura del sábado estarán Alejandro Sanz y Noel.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada