Los Temerarios: no hemos sido bien premiados

MEXICO (AP). Los Temerarios tienen una trayectoria de 30 años, han llenado estadios y vendido millones de discos. Sin embargo, sienten que no han sido bien recompensados.

"Hemos tenido algunos desencantos" en cuando a premios, confesó en rueda de prensa Adolfo Ángel, líder de la agrupación. "Yo nunca he entendido quién gana el premio y quién no".

Como ejemplo señaló que ellos han tenido producciones clasificadas como diamante por un millón de copias vendidas y sin embargo otros con menor aceptación del público o ventas significativamente menores, a quienes no identificó, se han llevado más reconocimientos de la industria.

Sin embargo han sido reconocidos con un Latin Grammy y un Premio Lo Nuestro, entre otros, y dicen que su mayor premio ha sido "el público que siempre ha estado ahí".

"Son bonitos (los premios) cuando finalmente los recibes y haces fiesta, pero si no, te lo digo de verdad, a estas alturas del partido no pasa nada", señaló Gustavo Ángel, el otro integrante de la agrupación y hermano menor de Adolfo.

Luego de tres años de ausencia y de editar el año pasado el disco "Si tú te vas", Los Temerarios regresan en el 2009 con un álbum de éxitos que ya se consigue en Estados Unidos, "Evolución de amor".

Con ambas producciones buscan reposicionarse en las emisoras de radio, realizar una gira internacional y seguir trascendiendo.

Para el disco de éxitos no se conformaron con elegir y pegar sus canciones más emblemáticas, sino que hicieron nuevos arreglos y grabaron nuevamente las voces.

Escoger de entre tantos temas no fue tarea fácil, pero se lo toman de manera relajada.

"Es un problema bello que no todo el mundo tiene", dijo Adolfo.

Lo que es un problema mayor para ellos es el aumento de la violencia en México, que lamentan profundamente pese a que viven en Estados Unidos.

"Me duele muchísimo, es parte de la vida, pero hay que echarle ganas. Hay que ser positivos", indicó el líder de la banda, quien entiende que aportan su granito de arena al llevarle alegría al público y mensajes de paz a través de sus canciones.

Sobre las críticas al tipo de música que interpretan, mayormente baladas románticas, dijeron estar en desacuerdo.

"Si ponemos del primer disco hasta el último vas a notar una diferencia, la preocupación es siempre en ir hacia delante", señaló Adolfo frunciendo levemente las cejas, pero sin dejar de mostrar buen humor.

"Hay variedad (en nuestros discos), no es como que se haga una pista y después sólo lo rellenes, no, no hacemos eso", enfatizó Gustavo.

Hasta la fecha, dicen que uno de los mayores retos que han alcanzado ha sido superar el encasillamiento como grupo de música regional mexicana, especialmente cuando van a otros mercados.

"La programación de (nuestra) música en algunos países es difícil. Con este material hemos superado esta barrera", aseguró Adolfo.

"Nos están tocando en emisoras de radio en las que antes no", indicó por su parte Gustavo.

Y entre sus mayores satisfacciones está escuchar a muchas parejas relatar cómo se enamoraron mientras escuchaban su música y que hasta han nombrado a sus hijos en honor a ellos.

En los próximos meses el grupo inicia una gira en varias ciudades de Estados Unidos para luego, en el verano, regresar a México y de ahí pasar por países de Centroamérica, donde ya tienen un público cautivo, así como nuevas plazas en Sudamérica donde aún se abren camino.

Adolfo contó que está escribiendo un tema para Paulina Rubio que quizás no esté listo para el lanzamiento de su nuevo material, anunciado previamente para esta primavera, pero aseguró que le complace poder colaborar con sus colegas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes