Las imágenes de Paulina Rubio orinando, motivo de Emmy

Aunque de manera involuntaria, la cantante Paulina Rubio ha sido en parte una de las responsables de que Rodner Figueroa se alzase este domingo con el galardón al mejor presentador hispano en la entrega de los premios Daytime Emmy -que reconocen lo mejor de la programación matinal en Estados Unidos-, por lo que el flamante ganador no se olvidó de recordar a los asistentes que fue una noticia sobre los hábitos más íntimos de la artista lo que le puso la nominación en bandeja.

"Quiero agradecer este premio a Paulina Rubio por haber hecho pipí en público", aseguró el presentador tras subir al escenario para recoger una codiciada estatuilla asociada ya de por vida a las polémicas imágenes que el año pasado retrataron a Paulina orinando en el mar. Rodner Figueroa competía en esta categoría con Lili Estefan, su compañera en el programa 'El Gordo y la Flaca' y sobrina del famoso productor musical Emilio Estefan.

Una vez superada la sorpresa inicial, Rodner quiso agradecer también el apoyo constante de todos los que trabajan a su lado cada día, además de transmitir la emoción que sentía al recibir un premio "histórico", teniendo en cuenta que se trata de la primera ocasión en que se valora abiertamente la labor de los presentadores hispanos a nivel nacional.

"Ahora me estoy dando cuenta de que esto es histórico. La academia [de los Emmy] nunca había incluido las categorías hispanas a nivel nacional. Es la primera vez que se entregan estos premios en una gala que nos reúne a todos", declaró Rodner a la revista People en Español tras finalizar la ceremonia.

Por su parte, Paulina ha preferido no pronunciarse sobre el peculiar agradecimiento de Rodner, probablemente para no desenterrar uno de los episodios más polémicos de su pasado reciente.

El incidente en concreto al que hizo referencia el presentador se produjo el año pasado mientras la chica dorada disfrutaba de unas vacaciones a bordo de su yate, una placentera estancia que se vio empañada por la presencia de un paparazzi que captó imágenes de la diva mientras orinaba cerca de la orilla.Aunque el fotógrafo le ofreció la posibilidad de no difundir las fotos a cambio de una jugosa remuneración, Paulina decidió cortar la "extorsión" de raíz publicando ella misma las instantáneas en las redes sociales, a través de las que recibió todo el apoyo de sus seguidores.

"El último intento de extorsión de un paparazzi, una mujer va al baño en el mar. ¿Qué es lo que vale? Yo digo que nada", aseguraba la cantante a través de su cuenta de Twitter.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes