Ni siquiera los bailarines de Taylor Swift pueden escuchar su música inédita

La obsesión de Taylor Swift por mantener el secretismo en torno a su música inédita no es, valga la redundancia, ningún secreto: la cantante es conocida por evitar utilizar el correo electrónico o los servicio de almacenamiento de archivos en línea para compartir sus nuevos temas con su equipo y, cuando no le queda otro remedio, opta por utilizar un soporte físico como el iPod que viaja en un maletín cerrado con llave y protegido por un equipo de seguridad.

El lanzamiento de su último disco, 'Reputation', no fue ninguna excepción y estuvo rodeado de las medidas habituales para evitar las temidas filtraciones. Con esa idea en mente, la artista decidió no permitir que ni siquiera sus bailarines escucharan las canciones antes de que estas fueran publicadas, lo cual les colocó en una posición muy complicada: aprenderse las coreografías para unos temas que nunca habían oído, ante lo cual la solución que encontró la estrella fue crear unas 'bases' que marcaban el tempo, pero nada más.

"Tengo que reconocerles el mérito porque tuvieron que fingir que estaba sonando la música cuando en realidad no había nada de fondo. Yo sí tenía unos auriculares puestos, pero ellos se movían al ritmo de un 'click track', y eso es algo muy difícil", ha reconocido Taylor ahora en un especial detrás de las cámaras de su vídeo 'End Game'.

Al menos la intérprete es consciente de los quebraderos de cabeza que provoca a su cuerpo de baile y siempre que puede trata de mostrarles su agradecimiento por lidiar con sus estrictas exigencias. Uno de los bailarines que trabajó con ella en el videoclip de 'Look What You Made Me Do' reveló a través de su cuenta de Instagram el bonito ramo de flores blancas que recibió de parte de la artista tras concluir su trabajo, junto a una nota en la que se podía leer: "Gracias por guardar nuestro secreto. Me siento muy orgullosa de lo que hemos hecho juntos y espero que tú también. Os envío mi amor y gratitud. Taylor".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes