El solo de saxo más famoso de la historia del pop

Redacción Internacional ( EFE). Es posible que el nombre de Gerry Rafferty, cantante y compositor escocés fallecido a los 63 años, no les diga gran cosa, pero si escuchan su gran éxito, " Baker Street", reconocerán el que tal vez es el solo de saxo más famoso de la historia de la música pop.

El solo aparece tras los acordes que introducen la canción, que toma altura cuando Raphael Ravenscroft, un reputado músico que cuenta en su currículo con colaboraciones con Abba, Pink Floyd, Marvin Gaye y Mike Oldfield, irrumpe con un "riff" que había sido pensado para guitarra.

Después de la explosión del saxo de Ravenscroft entra la voz calmada de Rafferty, de cuyo fallecimiento se informó hoy. A cada estrofa sigue el famoso solo, que en el futuro será empleado en innumerables anuncios, cuñas de radio y programas de televisión.

Aquella ejecución no estaba prevista. En realidad, Ravenscroft estaba en el estudio para grabar una parte mucho menos relevante de la canción, pero el "riff" de guitarra no acababa de quedar bien.

Ravenscroft propuso intentarlo con su saxo alto y el resultado ha pasado a la historia de la música.

Baker Street es la calle londinense en la que Arthur Conan Doyle fijó la residencia de Sherlock Holmes y en la que Rafferty encontró cobijo en el apartamento de un amigo cuando vivía a caballo de Glasgow y la capital británica, a mediados de los años setenta.

Una época dura para el músico escocés, envuelto en los problemas legales de los contratos que le ligaban con su último grupo, Stealers Wheel, y que luchaba por continuar una carrera en solitario que había comenzado con la publicación en 1972 del álbum " Can I have my money back".

Con Stealers Wheel, la banda que creó con su amigo Joe Egan en 1970, había alcanzado notoriedad gracias a " Stuck in the middle with you", un tema que Quentin Tarantino incluyó en su primera película, " Reservoir Dogs", de 1992.

Gerry Rafferty logró entrar en el estudio en 1977 para grabar su segundo disco, "City to city", que incluía una versión de seis minutos de "Baker Street".

Demasiado larga para un single, que se editó con cuatro minutos y diez segundos de canción cuando fue publicado en 1978.

Impulsada por su irresistible solo de saxofón, "Baker Street" escaló posiciones en las listas de éxito. Alcanzó el número tres en el Reino Unido y el dos en Estados Unidos.

En 1989 se publicó una versión con una nueva remezcla en un álbum que reunía los mejores temas de Gerry Rafferty.

"Baker Street" ha sido interpretada durante décadas por los más diversos artistas, incluida la London Symphony Orchestra. La versión del grupo Undercover alcanzó el número dos en las listas británicas en 1992.

Los Foo Fighters retomaron la vena guitarrera de la canción en su versión de 1998 y, aunque figuraba como cara B del single "My hero", consiguió entrar en las listas.

El éxito de "Baker Street" inspiró a una generación de nuevos saxofonistas y actualmente se puede ver en internet a Lisa Simpson ejecutando el solo con su saxofón.

Aquella canción fue el momento de gloria de Rafferty, que en los años siguientes tuvo que luchar contra la alcoholemia y a quien sus problemas de hígado llevaron al hospital.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada