Los soñadores y famosos no se olvidan de sus amores

Son muchos los factores que se mezclan en una producción como “Bailando por un sueño”. Por ejemplo, no se puede negar que tanto soñadores como famosos invierten buena parte de su tiempo en ensayar y defender su sueño.

Sin embargo, ellos tienen una vida paralela al programa y tratan de sacar espacio para atender a sus parejas. Algunos de ellos hasta quedan vinculados con el programa tratando de aprovechar y compartir con sus novios y novias, su participación en el proyecto.

Está el caso de Roby Durán y Erika Nota. Todos los lunes, religiosamente, Erika está en el estudio, pero ella nunca entra al estudio, sino que prefiere quedarse fuera y ver la participación de su novio a través de los monitores.

Allí, en el salón + Móvil, Erika celebra las buenas calificaciones, como el fue el caso, del lunes pasado, cuando Roby y Vivianne recibieron dos calificaciones de 10. Pero Erika, también juzga las críticas que la hacen al desempeño de Roby y Vivianne.

Vivianne es otra que no se queda atrás. Ella recibe besos, por todas las buenas actuaciones que realice en la pista.

No es para menos, tomando en cuenta que su novio Jordi, es un bailarín reconocido. Incluso, es él, quien ayuda a Vivianne a pulir algunos pasos de los trazados por la coreógrafa.

¡Ah! Otra que está en una situación similar es Tania Hymans. Esta morenaza trata como pueda de darle tiempo a Rodrigo Díaz, su novio.

Rodrigo es reconocido en el mundo de la farándula, ya que es modelo. Él cada vez que puede va los lunes al estudio, para darle su apoyo a Tania, quien tiene a Neftaly, como soñador. addthis_pub = 'sbatista';

En ocasiones, Rodrigo espera a que termine el show, simplemente leyendo un libro. Antes, siempre le hace saber a Tania que está allí para ella. ¡Qué tierno!

Vive la adrenalina de la 7ma temporada