Antonio Banderas se refugia en su amor por el senderismo

Desde que se hiciera público que el actor Antonio Banderas y su mujer Melanie Griffith habían puesto punto y final a un vínculo matrimonial de casi 20 años de duración, pocas han sido las ocasiones en las que el intérprete malagueño se ha puesto a merced de las indiscretas preguntas de los medios de comunicación, teniendo en cuenta que se ha propuesto desconectar directamente de las preocupaciones cotidianas dando rienda suelta a su afición por el senderismo.

Tanto es así, que el astro del cine se ha dejado ver últimamente recorriendo como un turista más algunos de los parajes más encantadores y "mágicos" de Perú, un país que siempre ha formado parte de sus destinos predilectos gracias a -entre otras cosas- conjuntos monumentales tan emblemáticos e imponentes como el Machu Picchu, donde hace unos días se encontraba el actor.

"Siempre me he sentido muy agradecido a los peruanos por la acogida que me brindan cada vez que vengo aquí. Tenía muchas ganas de volver a disfrutar de la geografía de este hermoso país, de visitar todo el circuito inca una vez más y, sobre todo, de tener la oportunidad de admirar las maravillas del Machu Picchu. Jamás olvidaré esta visita, ha sido algo mágico e incomparable", contó el artista al diario La República.

El famoso intérprete no quiso emprender su enriquecedora aventura en solitario y, por ello, animó a su hija Stella del Carmen (17) -fruto de su extinta relación con Melanie- a que le acompañara en todo momento para experimentar en primera persona las sensaciones de encontrarse en un lugar único, aunque la joven prefirió pasar más desapercibida que su famoso padre y comportarse como una turista más.

Mientras que el carismático Antonio Banderas y su hija han optado por sumergirse en los entresijos de la milenaria civilización inca para sacar el máximo partido a sus vacaciones, Melanie Griffith prefería dejarse llevar estos días por una breve fiebre consumista y aprovechar la coyuntura para renovar su armario veraniego con una visita a las mejores boutiques de Hollywood, una relajante jornada en la que se vio acompañada por su hijo Alex (28), fruto de su anterior matrimonio con Steven Bauer.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes