CNN cumple 34 años con un panorama muy distinto

Cuando CNN surgió Ted Turner dijo que su canal de noticias las 24 horas estaría ahí para reportar el fin del mundo.

Pero muchos se preguntaban si realmente había suficientes noticias para llenar todo un día de programación todos los días.

Ahora que CNN cumple 34 años, la dura realidad ha salido a relucir: No hay suficientes noticias, al menos para hacer que los espectadores estén pegados a la tele. El flujo de noticias no se adapta a las necesidades de los programadores y hay momentos incómodos en los que no hay muchas cosas pasando para satisfacer las demandas visuales de la televisión.

CNN pudo corregir estos detalles en sus primeros años ya que no tenía competencia en los canales de noticias por cable. Pero entonces llegaron MSNBC y Fox News Channel y enfrentaron el mismo dilema. Cada canal llenó sus horarios con presentadores que podrían incluir opinión a las noticias, lo que garantizaría un público con ese tipo de ideas un refugio televisivo hora tras hora.

Mientras tanto CNN se apegó a la misión establecida por Turner sobre que las noticias, no los presentadores, eran la estrella.

En realidad no tenía opción. Quedó aprisionada entre la derecha de Fox News y la izquierda de MSNBC. CNN se vio obligada a ocupar el punto medio de la imparcialidad, incluso aunque solía quedar en el tercer puesto de ratings.

¿Qué podían hacer para corregirlo? Pues podrían ampliar su definición de las noticias. Y lo intentaron en 1998 el canal presentó un ambicioso proyecto de documentales estelares y programas de revista bajo el nombre de "CNN NewsStand", que fracasó rápidamente.

La versión actualizada de esta estrategia son las llamadas "series originales", de nombres tan atractivos como Anthony Bourdain, Morgan Spurlock, Lisa Ling e incluso La Biblia, con la esperanza de hacer escándalo y aumentar la audiencia.

En medio de toda esta ofensiva de programación CNN encontró una veta de oro, un regalo en forma de noticia de último momento por la trágica desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines el 8 de marzo.

CNN creó una narrativa obsesiva sobre el avión, incansables alertas sobre la aeronave "aún perdida", mesas de análisis y muchas conjeturas, así como cualquier otra noticia relacionada al tema. Esto hizo que CNN fuera ridiculizada por algunos (lo que llevó a una broma de "Saturday Night Live" que presentaba a CNN como el canal que se debía ver "cuando usted quiere saber que ellos no saben"). Pero sea como fuere, muchos espectadores sí se conectaron.

Al mismo tiempo CNN siguió con su campaña para presentar programas especiales. El más reciente un documental en 10 partes, demasiado publicitado, sobre los años 60.

El primer episodio, centrado en la televisión de la década de 1960, atrajo a 1,39 millones de espectadores para su primera transmisión el 29 de mayo, superando por más del doble a los 493.000 espectadores que CNN había tenido en promedio en ese horario nocturno (aunque era menor al nivel típico de Fox News Channel en horario estelar).

La segunda entrega, sobre la crisis de los misiles cubanos fue vista por 866.000 espectadores en su estreno.

El capítulo de esta semana revisa el asesinato del presidente john F. Kennedy.

Ante un tema tan abordado, la serie es irregular, algunos episodios son bastante profundos y otros son pesos ligeros.

Pero por encima de todo no hay que olvidar que los 60 no son noticia y no lo han sido por décadas, por lo que CNN ha diluido su papel como proveedor de noticias con un contenido documental encontrado en decenas de canales más.

El presidente de Fox News Roger Ailes, que nunca pierde la oportunidad para atormentar a sus adversarios, dijo al Hollywood Reporter en enero que con su plan de estrategia CNN había decidido "arrojar la toalla y anunciar que están fuera del negocio de las noticias".

El presidente de CNN a nivel mundial Jeff Zucker, quien comienza su segundo año en el puesto, contraatacó: "CNN no ha abandonado y nunca abandonará nuestro valor de marca fundamental que son las noticias y las noticas de último momento", señaló.

Pero la duda sigue. ¿Podrá CNN mantenerse fiel a su misión principal y encontrar un público leal? ¿Cómo podrán desatar sus "series originales" el apetito de un espectador para ver CNN el resto del tiempo?

El canal lucha por encontrar una nueva fórmula que quizá no sea viable para la CNN que la gente todavía reconoce ahora. Tras 34 años eso ya no son realmente noticias.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes