Cristina Saralegui feliz por regreso a la TV

MIAMI (AP). Cristina Saralegui está loca de felicidad: la próxima semana regresará a la televisión de Estados Unidos... y a lo grande. Será una de las figuras estelares de la nueva programación de la cadena Telemundo, la competencia del canal que la despidió hace casi un año.

"Parecía un frijolito mexicano de la alegría que tenía, de la locura que tenía, de estar otra vez en el agua de mi propia piscina", dijo Saralegui, de 63 años, refiriéndose a la grabación de su primer programa con Telemundo, un especial sobre la finalización de la novela "La reina del Sur" que se transmitirá el martes.

"Es muy increíble porque desde agosto, cuando me botaron (de Univision), 20 años (de trabajo) en 20 minutos, nos habíamos quedado como en shock", agregó la presentadora en una reciente entrevista telefónica con The Associated Press.

Saralegui ha estado fuera de la pantalla desde que se transmitió su último programa de "El show de Cristina" por Univision el 1 de noviembre.

Aunque su relación con Univision terminó a fines de agosto, el programa grabado siguió transmitiéndose.

Saralegui asegura que inmediatamente después de haber dejado de trabajar recibió innumerables llamados de canales abiertos y por cable de diferentes lugares del mundo, como México y España, antes de quedarse con la oferta de Telemundo, a cuyos directivos conocía desde hacía tiempo.

En Telemundo, "son muy amables, tienen otra velocidad, no tienen el histerismo de los ratings que tienen en otro lado porque cada vez que pierden un punto se matan unos a otros. Aquí no es así", aseguró la ganadora de 12 premios Emmy, criticando implícitamente a sus viejos empleadores.

Es que aunque grita de alegría, la conductora cubano-estadounidense no ha olvidado aún del trago amargo que pasó cuando Univision le anunció que prescindía de su trabajo. Allí había conducido su programa durante 21 años hasta que de un día para el otro quedó desempleada.

A lo largo de la entrevista la conductora evitó en más de una oportunidad nombrar a Univision y en su lugar dijo "ellos" o "los otros" para referirse a sus viejos empleadores. Un portavoz de Univision se negó a efectuar declaraciones para esta nota.

Tanto Saralegui como su esposo y representante, Marcos Avila, destacaron varias veces el "respeto" de Telemundo por sus empleados.

"Me siento más cómoda porque respetan a la gente, respetan tus opiniones", dijo Saralegui.

Agregó que "en el otro lado (Univision) hay mucho lío y hay muchas puñaladas por la espalda unos por los otros... ahí se matan unos a otros por un real", sostuvo.

Aclaró, no obstante, que en Univision fue feliz y que todo cambió cuando llegaron directivos nuevos que no la conocían.

"No es contra mí, es contra mi edad", destacó la presentadora. "Los nuevos (directivos de Univision) quieren cambiar la imagen de la cadena para una imagen bien juvenil. Quieren niñas con piernas largas y tetas plásticas y caras operadas y eso no es lo que yo hago", expresó.

Saralegui, quien desde hace 30 años trabaja en la televisión y ha lanzado una radio satelital con su nombre, será la productora y presentadora de un programa de variedades que se transmitirá a partir de agosto los fines de semana por Telemundo.

Al anunciar su nueva programación la semana pasada, la segunda cadena de mayor audiencia hispana en Estados Unidos la describió como "uno de los nombres más reconocidos y confiables de la comunidad hispana".

Los detalles del programa, que se grabará en los estudios que Saralegui tiene al oeste de Miami, son un enigma todavía.

Avila reveló que con Telemundo firmaron un contrato de cinco años "por mucho más dinero" del que percibían anualmente con Univision. Se negó, sin embargo a ofrecer otra información.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada