ER difunde su último episodio

NUEVA YORK (AFP). "Sala de Urgencias", una de las series de televisión más populares del mundo, que lanzó como actor a George Clooney, difunde hoy jueves su último episodio tras 15 temporadas de éxito.

Al término de 332 episodios atendiendo pacientes y rompiendo corazones, los médicos de la serie difundida por NBC en Estados Unidos bajo el título "ER" (Emergency Room) cierra con un programa especial de dos horas.

Los fanáticos que no se perdieron ningún capítulo a lo largo de los años y lloraron con la muerte de Marc Green o se emocionaron con el primer beso de Doug y Carol, volverán a ver caras conocidas en el programa final.

Ambientado en la sala de emergencias de un hospital de Chicago, "Sala de Urgencias" nació en 1994 de un guión escrito por Michael Crichton, el autor de "Jurassic Park".

El éxito inmediato de la serie marcó el ascenso a la fama del rompecorazones George Clooney --el doctor Doug Ross en la telenovela--, que recibió una avalancha de premios por su actuación, desde los Emmy hasta los Golden Globes.

"Sala de Emergencias" atrajo incluso a directores de cine: Quentin Tarantino fue el autor del episodio 24 de la primera temporada, titulado "Maternidad" y difundido el 1 de mayo de 1995.

Al ritmo de sirenas de ambulancia, enfermeros corriendo en los corredores del hospital y operaciones de pacientes al borde de la muerte, filmada a menudo con la cámara sobre el hombro, la serie inmovilizó delante del televisor cada semana a millones de norteamericanos pero también a franceses, irlandeses o rusos y latinoamericanos, hasta engendrar el hastío de los televidentes.

Tras la partida de George Clooney en 1999, así como de otros actores de la serie, la telenovela nunca más alcanzó el récord de audiencia de 47,8 millones de telespectadores de 1998, tras los 23,8 millones del primer episodio.

Sin embargo, hasta el día de hoy siguió siendo un éxito de audiencia, con 10,3 millones de telespectadores en marzo de 2009 y un vigésimo puesto en el ranking de los programas de televisión.

NBC triplicó sus tarifas publicitarias para el último programa, y el anuncio de 30 segundos pasó de 135,000 a 425,000 dólares, según TNS media intelligence.

"Es hora de desconectarle el respirador", ironiza el diario de difusión nacional USA Today, en una broma frecuentemente aplicada a la interminable serie. "Hubiese sido mejor terminarla hace seis o siete años, cuando todavía era creativa", comentó el diario.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes