El padre de Ellen DeGeneres niega haber criticado su homosexualidad

La famosa presentadora y humorista Ellen DeGeneres siempre ha tratado de mantener su ámbito más íntimo alejado del interés de los medios de comunicación, pero aun así no ha podido evitar que, desde hace casi una década, no hayan dejado de circular rumores sobre el supuesto "rechazo" que habría recibido de su padre Elliot desde que anunciara a su familia que era homosexual, una historia que su progenitor niega ahora de forma tajante.

"Esa historia no es cierta y no sé por qué he tardado tanto en desmentirla delante de todo el mundo. Siempre he querido a mi hija y la he apoyado en todas las decisiones que ha tomado en su vida", aseguró Elliot DeGeneres al tabloide National Enquirer antes de poner como ejemplo la emoción que sintió en 2008 durante la boda de su famosa hija con la actriz Portia de Rossi.

"Cuando nos dijo que se iba a casar con su pareja, pensé que tenía que conocerla un poco mejor si de verdad iba a formar parte de la familia. Solo puedo decir que Portia es maravillosa, todos la adoramos porque es la compañera perfecta para mi hija. Es una mujer generosa, amable y muy hermosa, algo que me acabó de confirmar cuando fuimos a la boda, que fue muy emotiva, por cierto", añadió.

La negativa reputación que -al menos entre los seguidores de la artista- ha tenido tradicionalmente el padre de Ellen DeGeneres se explica por la polémica obra biográfica que su madre Betty publicó en el año 2000, en la que aseguraba que su entonces marido -del que lleva muchos años separada- tomó la impulsiva decisión de echar de casa a su hija tras confesar que era lesbiana.

Más allá del grado de veracidad de esa anécdota familiar, lo cierto es que tanto Elliot como su segunda esposa, Virginia, presumen de la estrecha relación que les une a Ellen estos días y, sobre todo, de que la conductora se haya convertido en una de las maestras de ceremonias más populares y respetadas de la historia reciente de los premios Óscar.

"Ellen ha conseguido que una gala que antes era insufrible se haya transformado en un espectáculo digno de admirar. Ha hecho que los premios Óscar sean ahora digeribles y muy divertidos para todo tipo de públicos. Me siento muy orgullosa y agradecida de que sea ella la presentadora estrella de la ceremonia", reconoció Virginia en conversación con el mismo medio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes