Esquivel expande formatos de "Como agua para chocolate"

 Laura Esquivel está convencida de que las pequeñas decisiones personales pueden cambiar el mundo. Y ese fue el mensaje que quiso llevar a la juventud cuando retomó a la familia de su aclamada novela “Como agua para chocolate” para convertirla en una trilogía.

“Lo que quería compartir con estos jóvenes... es cómo podemos vivir mejor”, expresó en conferencia de prensa Esquivel, quien presentará las novelas con las que completó la trilogía, “El diario de Tita” y “Mi negro pasado”, en la Feria del Libro de Miami. “Los cambios que se dan en el mundo, si no van acompañados de un cambio interno, no pasa nada”, agregó.

“Como agua para chocolate”, publicada en 1989, ha vendido más de siete millones de ejemplares y fue convertida en una película igualmente exitosa en 1992. El impulso para que Esquivel retomara la historia fueron precisamente los jóvenes que se le acercaban con su libro.

En 2016 publicó “El diario de Tita”, y este año “Mi negro pasado”, una novela sobre aceptación del cuerpo y contra los prejuicios raciales con la que quiere mostrar “decisiones pequeñísimas, actos íntimos en los que uno va cambiando el mundo”.

Además de ampliar su historia en papel, Esquivel quiere llevarla a nuevos formatos.

En el Consulado de México en Miami, la autora dijo que los tres libros llegarán a Broadway el próximo año de la mano del productor estadounidense Tom Hulce, y en 2020 serán protagonizados también en el escenario por el Royal Ballet, en Nueva York y Londres.

De igual manera señaló que ha firmado un contrato para llevarla a la pantalla chica a través de Netflix, aunque aún no hay fecha de estreno.

Al mismo tiempo trabaja en proyectos de guion para llevar al cine sus libros “Malinche”, “Tan Veloz como el deseo” y “A Lupita le gustaba planchar”. Dijo que serán producciones extranjeras en México, pero no ofreció otros detalles. Para Esquivel estos no son terrenos desconocidos pues comenzó su carrera como maestra y guionista antes de la publicación de “Como agua para chocolate”.

Vestida con una túnica gris que combinaba con su blanca cabellera, Esquivel leyó un fragmento de “El diario de Tita” para explicar que los tres libros están unidos por la luz, “invisible e intocable, y que todo lo penetra”.

Pese a que sus libros son protagonizados por mujeres y tienen una visión femenina, Esquivel dijo que no se identifica como feminista, aunque sí busca el equilibrio entre hombres y mujeres porque “todo funciona dentro de un todo”.

“Es con los hombres que podemos buscar algo”, dijo la autora de “El libro de las emociones”.

La autora señaló que el actual presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador le propuso ser subsecretaria de Diversidad Cultural, pero rechazó la oferta por la carga administrativa que eso conlleva. No obstante señaló que “confía plenamente en la propuesta” del próximo mandatario.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes