Isabel Pantoja no quiere renunciar al tinte en su nueva aventura televisiva

Además de los dos millones de euros que, supuestamente, se embolsará solo por participar en la nueva edición del concurso televisivo 'Supervivientes', para el que tendrá que convivir -y 'sobrevivir' por sus propios medios- con otras celebridades españolas durante varias semanas en las paradisíacas playas de Cayos Cochinos (Honduras), la tonadillera Isabel Pantoja podría disfrutar además de ciertas ventajas 'estéticas' que, todo sea dicho, no han recibido ninguno de sus predecesores en el formato.Y

es que, como se desprende de la información desvelada ayer lunes por Kiko Hernández, tertuliano del espacio vespertino 'Sálvame', la estrella de la música habría solicitado a la organización del programa de Telecinco el suministro regular de tinte para poder ocultar sus canas en sus próximas apariciones ante los espectadores.

Esta sería la única preocupación de Isabel en relación con su imagen, teniendo en cuenta que en las últimas semanas ha exhibido un envidiable y fibroso físico que, como ella misma explicaba, es fruto de semanas y semanas de preparación.

La intérprete y futura estrella de la 'telerrealidad' aseguraba también que su sorprendente cambio de registro también le daría la oportunidad de mostrarse ante la audiencia con más transparencia y naturalidad que nunca -en ese momento no hizo mención alguna a esa posible excepción capilar-, sobre todo a la hora de hacer gala de sus notables habilidades para la pesca tradicional.

"Verme en una isla supone para mí un sueño", confesaba con optimismo y antes de valorar las posibilidades que tendría de llevarse la victoria. "Pesco divinamente. Nadie sabe en este país que mi mayor hobby es pescar. Eso sí, aunque ya estoy ensayando, lo del fuego lo llevo peor", apuntaba para tratar de equilibrar la balanza sobre sus competencias para la supervivencia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes