Jay Leno deja el "trabajo más maravilloso"

BURBANK, California (AP). Jay Leno necesitó que un disc-jockey de la radio le recordara dónde quedará parado en la historia de " Tonight Show" cuando baje del escenario por última vez hoy viernes.

Leno conducía uno de sus famosos autos antiguos cuando escuchó al DJ hacer una prueba sorpresa: ¿Quién es el segundo anfitrión de "Tonight" que más años a durado, después de Johnny Carson?

"El tipo en la radio de hecho lo supo antes que yo", dijo Leno el jueves, con una sonrisa. "En cierto modo me hizo reír. Pensé, 'Ay, eso está bastante bien'".

¿Quizás aún mejor que bien?

"Yo vengo de 'bastante bien'", responde Leno, infaliblemente modesto en entrevistas. "Si alguien quiere decir aún mejor, maravilloso".

Ha pasado unos impresionantes 17 años al frente de "Tonight", pero no tanto como las tres décadas de Carson, que terminaron con su retiro en mayo de 1992. Leno debutó como anfitrión del programa unos días después.

Se va en la cima de los ratings nocturnos, con el camino abreviado por la decisión de NBC hace cinco años de crear un plan de sucesión que le dé "Tonight" a Conan O'Brien.

En la víspera de sus últimos dos shows, Leno habló en un tono poco sentimental. Pero sabe lo que deja atrás al pasar a un nuevo programa diario en horario estelar, 10 p.m. hora del este (0300 GMT), este otoño en NBC.

"¿Lo extrañaré? Sí, terriblemente. Es el trabajo más maravilloso que haya existido en la industria del espectáculo", dijo de "Tonight", que debutó en 1954 con Steve Allen como presentador.

A diferencia de la solitaria vida de carretera que lleva un típico comediante, contando chistes ante unas 100 personas quizás, Leno dijo que él tuvo la oportunidad de hacer reír a millones de espectadores y volver a casa con su esposa cada noche.

En una sala de conferencias en los estudios de NBC, una cartelera normalmente abarrotada de listas de invitados y chistes para próximos programas está casi vacía, con sólo dos episodios para el final. "Prince", decía una tarjeta roja para el jueves, cuando el astro del pop se presentó.

En el comedor, el personal asalta cajas de pastelillos, con un aviso que indica son cortesía del cantante Lyle Lovett, quien apareció como invitado a principios de esta semana.

En el programa del jueves, Billy Crystal, el primer invitado de Leno en "Tonight" hace 17 años, volvió para rendirle homenaje con un popurrí musical similar a los que presentara en sus años como anfitrión de los premios Oscar.

"Mustangs y Mazdas, Mercedes brillantes, Fords modelo T que le roba a viejitas", cantó Crystal, con la melodía del tema "My Favorite Things" de "La novicia rebelde".

A partir del lunes, en un nuevo estudio construido en la vecina Universal City, O'Brien será el hombre a cargo de "Tonight".

Leno se negó a proporcionar consejo para O'Brien, a quien llamó "un tipo estupendo" y un amigo. "El traerá su sensibilidad" al programa, dijo.

A través de los años, ambos han intercambiado en privado lamentos cuando un invitado "espantoso" visita "Tonight" o "Late Night" de O'Brien, relató Leno.

"Con suerte, seguiremos haciéndolo", añadió. Después de todo, están disfrutando de una cordial transición.

"Eso es lo maravilloso de esta democracia estadounidense. Podemos entregar programas de tertulia pacíficamente, sin saqueos ni disturbios", bromeó Leno.

Este verano seguirá presentando los monólogos de comedia que han llenado sus fines de semana. Más importante, se preparará para el nuevo programa que, reconoce, enfrentará una fuerte competencia en el horario estelar.

"Será realmente difícil", dijo Leno. "Pero haremos lo mejor posible".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada