Lindsay Lohan estaría trabajando en una serie para Netflix

La actriz Lindsay Lohan parece estar enormemente ilusionada ante un nuevo proyecto profesional que le llevaría a probar suerte como guionista, ya que se habría animado a coescribir una serie original para Netflix que giraría en torno a tres mujeres de la oligarquía rusa. Eso es al menos lo que se desprende de las supuestas conversaciones que habría mantenido con otros invitados durante las fiestas a las que ha acudido estos días en el marco del Festival de Cannes.

"Le contó a todo el mundo que estaba escribiendo algo junto a un colaborador para Netflix y que estaban aprovechando su estancia en la ciudad para escribir cada día. Lo describió como una historia sobre oligarcas rusos, en concreto sobre tres princesas de diferentes épocas", ha relatado una fuente a Page Six.

Además de encargarse de desarrollar la trama de la ficción, que habría comparado con la exitosa producción de Netflix 'The OA', Li-Lo también se estaría planteando protagonizarla y ocuparse de las labores de dirección a un mismo tiempo. "Todavía no ha tomado una decisión en firme, pero le gustaría actuar en la serie y co-dirigirla o dirigirla. También dijo que iba a viajar a Moscú para reunirse con gente que está trabajando con ella", ha comentado el informante.

El mismo medio ha matizado que pese a haberse puesto en contacto con Netflix, el gigante del entretenimiento por streaming no se ha pronunciado acerca de esta supuesta colaboración con la polémica estrella. La artista, que cumplirá 31 años el próximo julio, se habría embarcado en esta nueva aventura profesional tras dar carpetazo a un episodio particularmente turbulento de su vida personal marcado por su relación sentimental -ya terminada- con el empresario ruso Egor Tarabasov.

Su ruptura se produjo en medio de una gran polémica después de que saliera a la luz un perturbador material gráfico de dos de las violentas peleas que protagonizaron durante su tiempo juntos, que llevó a la artista a confesar que su entonces pareja la habría maltratado física y psicológicamente y habría amenazado incluso con matarla en varias ocasiones.

A la espera de que se despejara la tormenta mediática que una vez se cernía sobre ella, Lindsay optó por centrarse en su trabajo humanitario visitando varios campos de refugiados y lanzando una línea de camisetas solidarias.

"Hay momentos en la vida en las que te detienes a reflexionar sobre todas las experiencias que has tenido. A mí me pasó al cumplir 30 años, me di cuenta de que hay que devolver un poco de todo aquello que te ha dado la vida. Eso es lo que te hará verdaderamente feliz", se sinceraba con la revista OK el pasado enero sobre la nueva actitud con la que afrontaba su día a día.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes