Serie de TV analiza cultura negra en Latinoamérica

MIAMI ( AP). En la calle de una ciudad costera de Brasil cuatro hombres de piel morena le dicen al profesor de Harvard Henry Louis Gates Jr. que son negros.

Sorprendido, Gates les pide que comparen su piel con la de él. Juntos, los brazos de los cuatro ofrecen diferentes tonos de color café. Los brasileños, no obstante, insisten: Sí, somos negros, pero de distintos colores.

En un mercado otros describen a Gates, que es negro y reconocido por sus estudios sobre la comunidad negra en Estados Unidos, con términos propios para personas de diferentes razas, lo que es más un indicador de su trabajo como profesor universitario que de su color.

" Aquí mi color depende de quien lo mire", dijo Gates al narrar una escena filmada el año pasado para su nueva serie en la televisora pública PBS, "Negro en Latinoamérica".

El programa analiza la influencia de Africa en Cuba, México, Brasil, Perú, República Dominicana y Haití en cuatro capítulos de una hora. El primero de los episodios era transmitido el martes.

Para julio está prevista la publicación de un libro que relata con detalle la investigación de Gates para la serie.

En el programa, Gates revisa asuntos raciales que no ocurren en Estados Unidos, donde la noción de que cualquier persona con una gota de sangre negra es negro todavía sigue siendo muy aceptada.

La idea de la serie surgió por una cifra sorpresiva: de los casi 11 millones de africanos que sobrevivieron al tráfico trasatlántico de esclavos, aproximadamente 450,000 llegaron a Estados Unidos. En cambio Brasil recibió cerca de cinco millones y unos 700,000 fueron a México y Perú. En todos los casos llegaron con su música y su religión para sumarlos a la riqueza cultural de esos países.

" Unos 11 millones, o sea, más del 90% del total de esclavos, fueron a dar a América Latina y el Caribe", apuntó el lunes a The Associated Press Ricardo Pollack, productor de la serie y director de los capítulos sobre Brasil, Haití y República Dominicana.. " Queríamos contar esa historia y contar los efectos que ha tenido porque no es algo que se conozca mucho".

Al respecto Gates contó los cambios en la forma de ver las cosas que le generó el programa

" Pensábamos que la experiencia negra más fuerte en el Nuevo Mundo se dio en Estados Unidos, pero no fue así, simplemente al revisar las cifras la verdadera experiencia ocurrió al sur de nuestra frontera", dijo Gates. " Quería mostrarle este mundo a la gente de Estados Unidos".

El documental va de los tiempos de la esclavitud al presente, incluyendo los efectos que tuvo este fenómeno en las artes, comida, danza, música e incluso la política y la religión, pero también habla sobre el racismo que ha socavado a la cultura negra.

En el capítulo sobre Haití y República Dominicana, Gates narra cómo haitianos y dominicanos han compartido la isla La Española durante cinco siglos, pero han desarrollado identidades raciales diferentes.

" La gente en este lado de la frontera (en República Dominicana) está orgullosa de ser parte de una sociedad mixta; la gente del otro lado (Haití) está orgullosa de ser negra", apunta Gates en el filme. " Los dominicanos no se llaman negros sino indios ... y cuando piensan en la Madre Patria piensan en España, no en Africa".

Los haitianos, por el contrario, se sienten orgullosos de su herencia africana, agregó Pollock durante la entrevista telefónica desde Londres.

" En Haití se reconoce mucho la influencia negra porque todo lo que es africano se siente muy fuerte. Lo negro es algo que las elites han celebrado, mientras que en otros países con esclavos e indígenas, las elites han tratado de ser más europeas".

El documental es el undécimo que filma Gates. Diene Petterle dirigió el capítulo sobre Cuba e Ilana Trachtman dirigió el filme sobre México y Perú

En Brasil, que se enorgullece de ser una sociedad multirracial donde la segregación nunca fue institucionalizada, Gates escuchó unas 130 palabras empleadas para describir los tonos de la piel. Para los negros en Estados Unidos utilizar estos términos indicaría un cierto tipo de vergüenza por ser de esa raza, dijo Gates.

" Para la mayoría de nosotros la raza es negra o blanca, no hay nada en medio, pero las cosas son más complicadas que eso", dijo Gates en una entrevista telefónica realizada la semana pasada.

Dentro de toda la variedad de formas para describir el color de la piel en el Caribe y Latinoamérica, lo que Gates no descubrió fue indiferencia.

Todos los países que visitó buscaron en algún momento inmigrantes europeos para "blanquear" la población, excepto en Haití, pero incluso ahí las personas de piel clara están relacionadas a una mejor posición social.

" En cada uno de esos países, la gente más pobre era la gente con el cabello más rizado, los labios más gruesos y la piel más oscura", dijo Gates. "Es una pena".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada