Telenovela turca sacude al Medio Oriente

RAMALA, Cisjordania (AP). Cada noche durante los últimos cuatro meses, un joven espigado de ojos azules y expresivos ha estado robándose los corazones en todo el Medio Oriente, desde los campos de refugiados de la Franja de Gaza hasta las mansiones en Riad.

Pero no son sólo las facciones finas de Mohannad, el héroe de la enormemente popular telenovela turca "Noor", las que atraen a las televidentes. Resulta que es romántico, atento con su esposa Noor y respalda su independencia y ambiciones como diseñadora de modas... en pocas palabras, una joya rara en el ambiente conservador árabe, dominado por los varones.

"Noor" proporciona un retrato idealizado de la vida matrimonial moderna como una sociedad entre iguales, lo cual choca directamente con las normas de las sociedades tradicionalistas del Medio Oriente, donde con frecuencia los ancianos tienen la última palabra sobre quién debe ser el esposo de una mujer y muchas de ellas aún están confinadas al papel de esposa y madre.

Algunos predicadores musulmanes en Cisjordania y Arabia Saudí no solo se han percatado de ello: están molestos. Argumentan que el programa es contrario al Islam y han exhortado a los fieles a que vean otra cosa en el televisor. La serie podría estar sembrando semillas de cambio.

"Le dije a mi esposo: 'aprende de él (de Mohannad), cómo la trata, cómo la ama, cómo la cuida", afirmó Heba Hamdan, de 24 años, un ama de casa en visita a Cisjordania desde Amán, Jordania. Casada al salir de la universidad, dijo que la telenovela la inspiró a salir y buscar un trabajo.

"Noor" parece particularmente efectiva en modificar actitudes porque ofrece nuevos contenidos en un entorno familiar: Turquía es un país musulmán, lo cual favorece una mayor identificación que las importaciones de la televisión occidental. Los personajes en "Noor" cumplen con el mes de ayuno del Ramadán, y Mohannad y Noor se casaron en un matrimonio orquestado por el abuelo de él.

El programa, sin embargo, también muestra algunas libertades seculares: en ocasiones los protagonistas beben bebidas alcohólicas durante la cena y tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio. Mohannad, aunque es fiel a Noor, tuvo un hijo con una ex novia, y una prima suya fue operada para abortar.

La telenovela de transmisión nocturna "muestra que hay musulmanes que viven en forma distinta", dijo Islah Jad, profesor de estudios sobre la mujer en la Universidad Bir Zeit en Cisjordania.

El productor turco de la serie, Kemal Uzun, agregó: "Somos un poco más abiertos, no tan conservadores como algunos de estos países, y creo que esto podría tener algún atractivo para la audiencia".

Los puristas parecen impotentes para detener la fiebre por "Noor".

En Arabia Saudí, el único país con registros de teleaudiencia, entre tres y cuatro millones de personas ven el programa a diario, de una población de casi 28 millones, de acuerdo con MBC, el canal de televisión satelital de propiedad saudí que difunde la telenovela diariamente en árabe para las audiencias de Medio Oriente.

En Cisjordania y Gaza, las calles lucen desiertas durante su horario de transmisión. En Riad, la capital saudí, y en Hebrón, la ciudad más conservadora de Cisjordania, las salas de maternidad reportan un incremento en los bebés llamados Noor y Mohannad.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada