Vivir en Manhattan como en "Sex and the City"

ETIQUETAS

NUEVA YORK (AFP) - Tomarse un cóctel "cosmopolitan" en un bar de moda en el "Meatpacking District", rodeadas de paquetes con las compras en las tiendas de Soho: estrella de la película "Sex and the City" tanto como sus actrices, Nueva York ofrece la posibilidad de vivir como en el cine.

Desde que la serie culto de la televisión difundió durante seis años (1998-2004) 94 episodios retransmitidos por canales en todo el mundo, Nueva York volvió a ser la ciudad soñada para millones de mujeres.

Se identifican con Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), la cronista de sociales del "New York Star" y sus tumultuosas relaciones con Míster Big (Chris North), Charlotte (Kristin Davis) que vende arte y se convirtió a la religión judía por amor, Miranda la abogada soltera (Cynthia Nixon) y Samantha la seductora (Kim Catrall).

La película inspirada en la serie de televisión se estrenó la semana pasada en Londres, pero "Sex and the City", que llegará a las salas de Estados Unidos a fin de mayo, fue rodada en Nueva York durante los últimos meses.

El título proviene de la crónica semanal, inspirada de su propia vida y de las de sus amigas, que Carrie Bradshaw escribe para el semanario ficticio "New York Star".

La vida que llevan estas cuatro amigas solteras y emancipadas, que se reúnen regularmente en los restaurantes o bares de Manhattan para intercambiar las últimas informaciones sobre su vida sentimental o sexual, es una mina de oro para los profesionales del turismo.

Las visitas a los lugares de escenas famosas son propuestas por diversas agencias como "On Location Tours", especializada desde 1999 en los lugares de filmación de films y series de televisión.

El paquete de "Sex and the City" propone un circuito de varias horas en autobús por unos 50 dólares o en limusina por más del doble, con etapas en unos cuarenta lugares, desde el restaurante Pastis sobre la Novena Avenida donde Carrie tiene sus citas amorosas a la joyería Tiffany's sobre la Qunita avenida, de donde procede el anillo de compromiso de Charlotte con Henry Goldenblatt.

Para los fines de semana, hay una decena de recorridos y los autobuses salen cada hora, de 10 a 16hrs.

Para el estreno de la película el 30 de mayo, las agencias ofrecen por 130 dólares el mismo itinerario, además de una entrada para ver el film y después asistir a una fiesta, sin incluir las bebidas. Los boletos ya se agotaron.

Los hoteles no se quedan atrás. El Muse Hotel tiene un fin de semana "SATC" a partir de 475 dólares la noche y en el Mandarin Oriental, por 2.000 dólares la noche (para dos), los clientes tienen una suite con vista al Hudson y reciben un bono de 200 dólares para gastar en "Henri Bendel", una de las tiendas preferidas de la "fashionista" Carrie.

Así como las agencias turísticas están encantadas, para las tiendas también es un gran negocio. Gracias a la diseñadora de la serie, la norteamericana Patricia Field, marcas de zapatos como Jimmy Choo, Manolo Blahnik o Christian Louboutin lograron convencer a las neoyorquinas que abandonen sus sacrosantas zapatillas para caminar apuradas hacia sus citas encaramadas sobre tacos de diez centímetros que compraron por 600 dólares el par.

"Amor, marcas y Manolo" titulaba esta semana el gratuito Metro que publicó, como todos los diarios neoyorquinos, varias notas sobre "Sex and the City". Y asegura que la serie incitó a cientos de jóvenes norteamericanas a mudarse a Nueva York.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres disfrutar de los mejores hoteles?